menú responsive
ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

Mario Merino Martínez

Joven ingeniero español premiado por su tesis sobre propulsión espacial eléctrica

26/04/2011

(infoespacial.com) Madrid.- Burgalés, 24 años y profesor ayudante en la Universidad Politécnica de Madrid, donde hace apenas un año terminó su carrera en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos. Con su proyecto de fin de carrera “Toberas magnéticas para motores espaciales de plasma”, Mario Merino ya ha conseguido dos importantes premios. Esta misma semana, aspira también a obtener en Turín el prestigioso galardón de la asociación europea Pegasus.

El trabajo de Merino fue galardonado hace un año con el Young Aerospace Student of the Year que otorgan la asociación profesional European Conference for Aero-Space Sciences y el seminario Aerospace Testing. La selección se realiza entre todos los estudiantes de ingeniería aeroespacial de Europa.

Con posterioridad, el trabajo quedó en segundo lugar en el Certamen Arquímedes. Este premio es convocado por el Ministerio de Educación, en colaboración con el CSIC, entre los universitarios españoles de todo tipo de disciplinas con el objetivo de fomentar el espíritu investigador de los jóvenes estudiantes.

“El premio al que me enfrento ahora es, opino, la competición más prestigiosa y difícil. ¡Veremos en qué queda la cosa!”, comentó Mario Merino a infoespacial.com poco antes de partir hacia Italia donde, entre los días 27 al 29 de abril tiene lugar la Pegasus-AIAA Students Conferencie.

La red Pegasus es una organización que agrupa a las más prestigiosas escuelas de ingeniería Aeroespacial Europea. Su conferencia anual sirve para dar a los estudiantes seleccionados oportunidad de acostumbrarse a la asistencia y presentación de comunicaciones en foros profesionales.

En la conferencia se celebra un concurso en el que se conceden tres premios, patrocinados por importantes compañías sectoriales, a jóvenes postgraduados. “Yo represento a la Escuela de Madrid junto conotros dos compañeros y me han elegido también en base al proyecto fin de carrera”, señala Merino.

Interés por la investigación
Mario Merino ya había destacado en su ciudad natal donde culminó en su día con matrícula de honor el Bachillerato Internacional en el instituto Cardenal López de Mendoza, señala en una reciente entrevista al joven Diario de Burgos.

En la misma, Merino comenta que “esfuerzo y perseverancia” son las claves del éxito. Igualmente destaca el apoyo que ha tenido en su camino por parte de su familia, y por su tutor en la Universidad, el profesor Eduardo Ahedo, “que se ha volcado sobre mí desde el principio y me ha dado todas las oportunidades”.

Añade que los premios conseguidos le han hecho decidirse a centrarse en la investigación en la ETSIA de Madrid, donde prepara el doctorado. Este verano dará dos conferencias en California, dentro de la Joint Propulsion Conference y no descarta una estancia de algún tiempo en alguna universidad norteamericana.
¿Dónde radica lo original de sus investigaciones sobre la propulsión eléctrica espacial?- pregunta Diario de Burgos.

“Estamos ante una rama de investigación bastante reciente, aunque los principios físicos sobre los que se rige se propusieron hace un siglo. Ahora hay más de 200 satélites con propulsión eléctrica espacial obtenida a través de paneles solares. Su gran ventaja es que consume diez veces menos que la propulsión tradicional y eso supone un ahorro muy grande: pensemos que cada kilo que lanzamos a órbita cuesta hasta 20.000 dólares”.

“Dentro la propulsión eléctrica espacial nosotros nos hemos especializado en las toberas magnéticas, un innovador dispositivo capaz de guiar, expandir y acelerar un plasma, con múltiples ventajas de eficiencia y control de empuje en el campo de la propulsión espacial”, señala Merino.

Otro campo por el que este joven profesor muestra interés es el de la lucha contra la basura espacial. “Mi proyecto se centra en la recogida de los restos de basura más grandes, los que si se rompen generan más basura. El problema es que esos trozos giran a su aire y de una forma incontrolada, por lo que su captura supone una pérdida de control de la nave que los recoge. Nuestra idea propone, sin tocar la basura, desorbitarla poco a poco a través de un chorro de plasma de iones”.

Foto: Tomas Alonso/Diario de Burgos

Para más información vea los siguientes enlaces:

http://web.fmetsia.upm.es/ep2

http://web.fmetsia.upm.es/ep2/docs/trabajos/merino-arquimedes.pdf


 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje