menú responsive
ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

20 años de trayectoria

Argentina en el espacio

10/06/2011

(infoespacial.com) Buenos Aires.- Con la puesta en órbita del SAC-D hoy, Argentina ha lanzado su séptimo satélite. Esta misión significará un gran salto en la carrera espacial argentina, que en el campo de los satélites se remonta al año 1990.

En aquella fecha un cohete Ariane lanzó Lusat-1, de 10 kg, construido por amateurs y con fines educativos, que a día de hoy continúa operativo. En 1996 llegó al espacio Víctor-1, con aplicaciones climáticas, y en 2007 se lanzó desde la India Pehuensat-1, diseñado y elaborado por la Universidad Nacional del Comahue.

La era profesional comenzó con la llegada de la familia SAC (o Satélite de Aplicaciones Científicas). El primero de ellos, el SAC-B, fue lanzado en noviembre de 1996. De 191 kilos de peso tenía la finalidad de estudiar las llamaradas solares, los rayos X y las explosiones de rayos gamma.

Lanzada a bordo de un cohete Pegasus-XL, junto con la plataforma HETE-1 de la NASA, ambas naves se perdieron después de no poderse desprender de la fase final del cohete por un falló de este.  Los técnicos lucharon durante diez horas para intentar forzar la separación, antes de declarar fuera de control las naves que volvieron a entrar en la atmósfera todavía unidas la etapa superior de Pegasus, el 7 de abril de 2002.

El SAC-B fue incapaz de llevar a cabo cualquier investigación científica. No obstante, durante aquel largo periodo se logró probar el normal funcionamiento de todos los sistemas de a bordo del satélite, de modo que el acontecimiento se consideró un éxito  para la tecnología empleada y para la empresa pública argentina  INVAP como constructor de satélites.

El SAC-A, con 68 kilos y desplegado el 14 de diciembre de 1998 desde el transbordador estadounidense Endeavour durante la misión STS-88, la primera de la lanzadera  espacial a la Estación Espacial Internacional, fue una prueba tecnológica para el siguiente, el SAC-C.

Este último, con 485 kilos, y de órbita baja, fue lanzado el 21 de noviembre de 2000 mediante un cohete Delta II,  la misma plataforma de lanzamiento y en la misma configuración que se ha utilizado hoy para el lanzamiento del SAC-D.

La misión principal del SAC-C era llevar a cabo la proyección de imagen multiespectral sobre Argentina, aumentada por las cámaras de alta y mediana  resolución. También realiza experimentos para estudiar los efectos del Sol sobre el campo magnético de la Tierra. Lleva un magnetómetro de helio, otra carga para seguir a las ballenas, así como varias cargas útiles de demostración de tecnología.

El SAC-C, pese a estar programado para durar sólo cuatro años, está en buenas condiciones y envía regularmente señales a la base terrestre Teófilo Tabanera, situada en la provincia de Córdoba. Los países asociados a esta misión son Estados Unidos, Italia, Dinamarca, Francia y Brasil.

Los satélites de la serie SAC (Satélites de Aplicaciones Científicas) forman parte del Plan Espacial Nacional de Argentina en el Espacio 2004-2015, implementado por CONAE (consúlteló en nuestra sección Documentos).

Su objetivo principal es obtener información referida al territorio argentino sobre actividades productivas de tierra y mar, hidrología, geología, clima, vigilancia del ambiente, recursos naturales y cartografía. Más de 80 universidades, entes, organismos y empresas nacionales participan en estos proyectos.

Futuras misiones

El futuro espacial de Argentina estará marcado por los Saocom 1 y 2 que serán lanzados en 2014 y 2015, respectivamente. Y luego vendrá el SAC-E y el anhelo de un cohete propio de la mano del proyecto Tronador.

Tronador-2 consistirá en un vehículo de unos 29 metros de alto, que podrá transportar una carga útil de 200 kilos a 500 kilómetros de altura. El Tronador II será un vehículo de trayectoria controlada para lo que dispondrá de los correspondientes sistemas de navegación, de guiado y control, diseñados y construidos en el país y se lanzará, previsiblemente, en 2012.

Por otra parte la empresa estatal AR-SAT (Soluciones Satelitales), ha encargado a INVAP el desarrollo y la construcción del primer sistema argentino de comunicaciones satelitales, que ocupará la posición orbital reservada por la Argentina.

Según el acuerdo firmado, INVAP construirá tres satélites de comunicaciones en los próximos diez años. La inversión total será de entre 150 y 200 millones de dólares. El primero de los satélites comenzó a fabricarse en 2007 y se planeó terminarlo en un plazo de cuatro años y medio. Los otros dos satélites deberían estar construidos en 2017.


 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje