menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Mars Science Laboratory, tecnología española hacia el Planeta Rojo

23/11/2011

(infoespacial.com) Madrid.- El próximo sábado 26 de noviembre, a las 15:25 horas UTC, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos lanzará, a bordo de un cohete Atlas V desde el Centro Espacial Kennedy (Cabo Cañaveral, Florida), el Mars Science Laboratory rumbo a Marte. MSL destaca por contar con una importante participación de organismos y empresas españolas.

El objetivo de este programa es posar sobre la superficie del Planeta Rojo el rover Curiosity, la tercera generación de vehículo todo terreno que la NASA envía a Marte, diseñada para explorar la superficie durante al menos un año de aquel mundo (686 días terrestres).

La finalidad es llevar a cabo análisis de la atmósfera y el terreno de tipo físico, químico y meteorológico, con lo que se pretende, entre otras cosas, determinar e inventariar los elementos de la vida, identificar trazas biológicas e interpretar procesos geológicos y climáticos.

La aportación española al MSL se centra en una estación medioambiental de sensores denominada REMS (Rover Environmental Monitoring Station), y en una antena de comunicaciones de alta ganancia (HGAS). Se trata de dos de los principales equipos integrados en el Curiosity, cuya complejidad y avanzada tecnología ponen de manifiesto el alto nivel de la industria espacial española

REMS

La estación medioambiental REMS es uno de los diez equipos científicos que viajan a bordo del Curiosity. Con una masa de tan sólo 1,3 kilos, Astrium CRISA ha sido el responsable técnico e industrial del instrumento.

El REMS está conformado por un conjunto de instrumentos que registrarán la radiación ultravioleta, la temperatura, presión y humedad relativa del aire, la temperatura del suelo, así como la velocidad y dirección del viento.

Instalado sobre un mástil, captará datos a un ritmo de un registro por segundo durante periodos de 5 minutos, datos que se enviarán a la estación terrena situada en el Centro de Astrobiología (CAB) en Madrid.

El CAB, organismo conjunto perteneciente al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha liderado el desarrollo de este sistema que monitorizará las condiciones ambientales sobre la superficie de Marte.

“REMS, junto con los demás instrumentos del Curiosity, nos ayudará a conocer las condiciones que se dan en la superficie y en los primeros centímetros del subsuelo marcianos. Analizando sus , podremos evaluar si puede desarrollarse algún tipo de microorganismo en ese ambiente”, explicaron fuentes del INTA a infoespacial.com.

Para la NASA es, además, muy importante medir los niveles de radiación ultravioleta que llegan a la superficie del planeta, ya que ayudarán a evaluar su letalidad para la vida y, muy especialmente, para los astronautas que en un futuro puedan desembarcar en el Planeta Rojo.

HGAS

El segundo equipo español que se posará por primera vez en Marte será la antena HGAS.

Fruto de un acuerdo suscrito en 2006 entre el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA y el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), SENER, junto con Astrium CASA Espacio y el INTA, han sido los responsables de concebir y desarrollar la antena de alta ganancia.

La HGAS servirá para evitar que Curiosity  dependa de un satélite en órbita alrededor de Marte para transmitir sus datos a la Tierra. Instalada sobre el propio vehículo explorador, la característica principal de la antena HGAS radica en que muy potente y es orientable, lo que permite el enlace directo con las estacionas terrenas.

La antena  tiene la capacidad de concentrar la energía en una sola dirección. El sistema incluye la antena plana bidireccional y su mecanismo de apuntamiento. Al tratarse de una antena orientable puede moverse para apuntar directamente a la Tierra, evitando así que sea el rover el que tenga que cambiar su orientación lo que le ahorra energía.

Las señales serán captadas en Tierra por la red de espacio profundo de la NASA, que consta de tres estaciones de seguimiento en el mundo, una de ellas la de Robledo de Chavela, en Madrid.

Dadas las extremas temperaturas que imperan en la superficie de Marte, la antena ha sido concebida para que pueda funcionar en el rango de temperaturas comprendido entre +40º y -130º C.

El diseño de la HGAS está basado en la tecnología de radiadores impresos en banda X desarrollada por CASA Espacio en el centro de Astrium Barajas. Junto con la compañía española, que ha actuado como contratista principal, SENER ha desarrollado los mecanismos de apuntamiento, sujeción y despliegue, mientras que el INTA ha llevado a cabo los ensayos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje