menú responsive
ESPAÑA | Lanzadores
-/5 | 0 votos

"Ha sido un éxito incluso antes de su lanzamiento"

El INTA y la Universidad de Vigo cumplen sus objetivos con el Proyecto Xatcobeo

15/02/2012

(infoespacial.com) Madrid.- El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) se ha mostrado muy satisfecho con la evolución del picosatélite Xatcobeo puesto en órbita durante el vuelo inaugural de Vega, lanzado el lunes 13 de febrero desde el Puerto Espacial de Kurú (Guayana Francesa).

El INTA coincide en su valoración con Fernando Aguado,  director del Proyecto Xatcobeo en la Universidad de Vigo. “El programa ha sido un éxito incluso antes de su lanzamiento ya que ha cumplido los objetivos educativos con los que fue concebido”, ha destacado la institución en un comunicado.

Construido bajo los estándares ECSS para cubesat -envuelta exterior con forma de cubo de 10 cm de lado y 1kg de peso-, el piscosatélite gallego no solo ha sido el representante español en el vuelo de validación del nuevo lanzador de la Agencia Espacial Europea (ESA), además ha servido para formar un extenso grupo de pre y posgraduados y ha permitido el traspaso de conocimientos de un instituto tecnológico a una universidad mediante un sistema de tutela.

Así, la colaboración entre ambas instituciones públicas ha permitido el desarrollo de un sistema de formación competo para los estudiantes que han participado en el proyecto que no ha sido exclusivamente teórico y que no existía en España hasta el momento. “El proyecto Xatcobeo es un perfecto ejemplo de cómo dos organismos públicos pueden mantener una colaboración excelente”, afirmó Aguado durante la presentación del Vega celebrada el miércoles 8 de febrero en el Centro Europeo de Astronomía EspacialESAC).

El reto de trabajar bajo los parámetros ECSS

Para llevar a buen puerto el Programa Xatcobeo, el INTA y la Universidad de Vigo han desarrollado una metodología de trabajo basada en las recomendaciones europeas para proyectos espaciales (European Cooperation for Space Standardization - ECSS) que establecen fuertes requisitos para todas las fases del proyecto.

Siguiendo estas pautas, el picosatélite gallego ha quedado compuesto por un segmento vuelo y un segmento terreno. El segmento vuelo incluye el satélite en sí mismo y está compuesto por 2 cargas útiles: una radio re-configurable por software y un medidor de dosis total de radiación acumulada. Incluye además un mecanismo de despliegue de paneles solares y 4 subsistemas que servirán para gestionar datos a bordo, determinar la potencia, establecer comunicaciones con la Tierra y controlar el software embarcado.

Por su parte, el segmento terreno, duplicado para prevenir posibles fallos de alguno de sus elementos, cuenta con una estación de control ubicada en la Universidad de Vigo capaz de comandar el satélite, recibir sus telemetrías, gestionar su operación y procesar los datos recibidos. También la Universidad de Valladolid participa en el seguimiento del cubesat.

El ingenio ha sido colocado en una órbita con apogeo 1440 km y perigeo 350 km, algo poco habitual para este topo de satélites dado lo inconfortable de las condiciones a las que está sometida esta trayectoria desde el punto de vista térmico y de radiación.

La Universidad de Vigo ha sido responsable del proyecto ante la ESA, en tanto que el INTA ha proporcionado soporte en gestión, ingeniería y validación, así como las instalaciones y equipos —humanos y materiales— para la campaña de ensamblaje y validación del segmento vuelo. También ha aportado el diseño, desarrollo y validación unitarias del ordenador de a bordo, el experimento de medición de radiación y el mecanismo de despliegue de paneles solares.

Según destaca el instituto tecnológico, el proyecto se ha convertido en referente de desarrollos cubesat y está avalado por la ESA, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Universidad Politécnica de California —la cual, junto con Stanford, fue precursora del estándar cubesat—, entre otros.

El INTA apuesta por el desarrollo de cubesats

Además del Xatcobeo el INTA mantiene una línea tecnológica de desarrollo de satélites cubesat basada en la definición de misiones de bajo coste y corto tiempo de desarrollo con diversas aplicaciones científicas. Su primer demostrador tecnológico, OPTOS, será puesto en órbita este verano desde Cabo Cañaveral.

Por otra parte, gracias a un acuerdo con la Universidad de Florida, se está iniciando la definición de proyectos en los que grupos científicos americanos proporcionarán los experimentos y el INTA las plataformas.

Fotografía: Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA)

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje