menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

A lanzar en 2017 para estudiar el Sol

Crisa se adjudica la unidad de acondicionamiento y distribución de potencia del futuro Solar Orbiter

08/06/2012

(infoespacial.com) Madrid.- La compañía española Astrium Crisa ha logrado recientemente el contrato para suministrar el subsistema de acondicionamiento y distribución de potencia de la futura misión científica Solar Orbiter.

Según comunicó la empresa a infoespacial.com, este nuevo contrato y el futuro desarrollo de la unidad vienen a reforzar la línea de productos de Crisa de acondicionamiento y distribución de potencia (PCDU).

Astrium Crisa ya desarrollo la unidad PCDU para los satélites GOCE y LISA Pathfinder y está actualmente desarrollado unidades similares para Sentinel-2, BepiColomboExoMars y los satélites de la plataforma AstroSat 250.

El subsistema de acondicionamiento y distribución de potencia se encarga de adecuarel suministro eléctrico proporcionado por los paneles solares, gestionar la alimentación de la plataforma del satélite y controlar la carga y descarga de las baterías.

En el caso concreto de la misión Solar Orbiter, el equipo PDCU debe cumplir con estrictos requisitos de reducción de masa y de resistencia a altas temperaturas y radiación. Este equipo también equipará un control avanzado para la extracción óptima de energía de los paneles y estará adaptado para paneles solares de alta tensión, propios de una misión próxima al Sol.

La misión

Solar Orbiter será la futura misión de la ESA, en colaboración con la NASA, para exploración del Sol. La sonda se acercará a nuestra estrella un cuarto de la distancia que la separa  de la Tierra. Una posición donde la luz del sol es treinta veces más intensa que alrededor de la Tierra y donde ningún otro satélite ha llegado antes.

Desde esa posición, Solar Orbiter estudiará la atmósfera magnetizada del Sol, la relación entre la ctividad en la superficie solar y la heliosfera, y caracterizará las regiones polares del Sol y la corona ecuatorial.

Esta será la primera misión que ofrezca imágenes próximas de las regiones polares del Sol. Además, gracias a la rotación de la sonda casi en paralelo con el astro, permitirá observar la formación de las tormentas solares y seguir su evolución durante un periodo largo de tiempo.

La sonda está prevista que se lance en 2017. Tres años más tarde, Solar Orbiter alcanzará su órbita nominal alrededor del Sol, donde permanecerá operativa por lo menos durante seis años.

Imagen: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje