menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Se espera que esté operativo mucho más tiempo de los tres años previstos

La ESA presenta en España los logros de SMOS

24/02/2013

(infoespacial.com).- Desde que fue lanzado  en el cosmódromo de Plesetsk el 2 de noviembre de 2009 a bordo de un cohete Roskot KM, el satélite europeo SMOS (Soil Moisture and Ocean Salinity) para el estudio de la humedad de los suelos y la salinidad de los océanos ha ayudado a comprender mejor el comportamiento cíclico del agua en la Tierra.

Con una vida operativa prevista de tres años, este satélite, en el que ha tenido una muy especial participación España, ha alcanzado el final de ese periodo en muy buenas condiciones, por lo que se espera que siga aportando nuevos e interesantes datos durante mucho más tiempo.

Así lo explicaron este pasado viernes los responsables del programa, en un acto celebrado en el ESAC (European Space Astronomy Centre), el centro científico de la Agencia Espacial Europea (ESA) situado Villanueva de la Cañada, en las proximidades de Madrid, responsable del procesado de los datos enviados por SMOS.

Los especialistas mostraron sobre los mapas generados a partir de las tomas de SMOS sus logros y sus aplicaciones para campos como agricultura, control de incendios, sequías y estudio y predicción del cambio climático.

"SMOS es el segundo Explorador de la Tierra que hemos puesto en órbita y está proporcionando nueva información muy importante sobre la humedad de los suelos y la salinidad de los océanos desde un punto de vista global, información que está disponible para un amplio rango de aplicaciones", afirmó el director de los programas de Observación de la Tierra de ESA, Volker Liebig.

Corriente del Golfo

Con sus 658 kilos de peso en el momento de despegue, de ellos 28 de combustible, y situado en una órbita heliosíncrona en torno a los  760 kilómetros de altitud, SMOS ha servido, según se destacó el pasado viernes, especialmente para conocer muy detalladamente la evolución de la Corriente del Golfo.

Esta corriente, que se origina en el Caribe y fluye hacia el Atlántico Norte, juega un importante papel en la trasferencia de calor y sal, influyendo en el clima de la costa este de Norte América y la costa oeste de Europa.

Los datos sobre salinidad de SMOS muestran que el agua caliente y salada impulsada hacia el norte por la Corriente del Golfo converge con aguas más frías y menos saladas, transportadas hacia el sur a lo largo de la costa este de Norte América por la Corriente del Labrador. Esta convergencia causa fuertes gradientes laterales que llevan a procesos de mezcla entre las masas de agua más allá del Cabo Hatteras.

Las observaciones de SMOS pueden delimitar y monitorizar los remolinos resultantes que han sido 'arrancados' de la corriente, formando pequeñas áreas de agua caliente y salada en la Corriente del Labrador, y zonas de agua más fresca y fría en la Corriente del Golfo. SMOS puede monitorizar la dinámica de este proceso gracias a su alta resolución y su frecuencia de renovación de datos.

Esto está proporcionando a los científicos nueva información sobre cómo se mueve la sal entre los limites de las corrientes - una clave para comprender mejor el 'cinturón de convección' de la circulación oceánica global.

Otras utilidades

Los datos de SMOS, que han sobrepasado cualquier expectativa, se están utilizando para monitorizar la extensión y el grosor de los hielos del mar Ártico, proporcionando cobertura diaria del Océano Ártico.

Además, el satélite puede determinar la velocidad de los vientos durante un huracán - tal y como sucedió el año pasado con el Huracán Sandy, que devastó zonas de la costa este de los Estados Unidos - midiendo la radiación de microondas emitida por los mares revueltos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje