menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Junto con cuatro microsatélites

Japón lanza el Daichi-2, un satélite de observación de la Tierra

26/05/2014

(infoespacial.com) Tokio.- Japón ha lanzado el 24 de mayo el segundo satélite de observación de la Tierra ALOS (Advanced Land Observing Satellite), al que bautizó como Daichi-2 una vez alcanzó el espacio. El vehículo despegó desde la base de Tanegashima a bordo de un cohete H2A-202.

El ALOS-2 es un satélite de teledetección y recursos terrestres, equipado con un radar, que se utilizará para tareas de cartografía, vigilancia ambiental, apoyo en desastres naturales, y otras utilizades Propiedad de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) y construido por Mitsubishi Heavy Industries, el ingenio operará desde una altitud de unos 620 kilómetros, en una órbita heliosincrónica.

Su radar SAR (PALSAR-2), que trabajará independientemente de la meteorología o de si hay luz solar o es de noche en la banda de frecuencias L (microondas), tendrá una resolución de entre 1 y 6 metros, dependiendo del modo de observación. El satélite pesa  2.120 kilos y posee dos paneles solares. Ha sido diseñado para funcionar durante al menos 5 años.

El Daichi-2 es capaz de enviar la información obtenida a los centros de control de la Tierra en solo una hora aproximadamente.

El Daichi-1 ya ayudó a mostrar el daño causado por el terremoto de 9 grados Richter y el posterior tsunami que devastaron la costa noreste de Japón el 11 de marzo de 2011 y provocaron en la central nuclear de Fukushima la peor catástrofe nuclear desde la fe Chernóbil (Ucrania) en 1986.

Junto al ALOS-2, la misión llevó a bordo cuatro microsatélites, llamados Rising-2, Socrates, Sprout y Uniform-1.

El Rising-2 (SpriteSat) es propiedad de la universidad de Tohoku y estará dedicado a la vigilancia del fenómeno atmosférico llamado sprites o flashes esporádicas de luz. Pesa 50 kilos y posee cámaras en el visible y el infrarrojo, además de un receptor VLF.

Socrates, por su parte, pesa 48 kilos y estará dedicado al ensayo de tecnologías para las comunicaciones ópticas. Construido por AES, pertenece al instituto japonés NICT, que ha desarrollado un repetidor láser llamado SOTA.

En cuanto al Sprout, de la universidad de Nihon, pesa sólo 5 kilos y se dedicará a ensayar varias estructuras y a observar la Tierra, además de actuar como repetidor de comunicaciones para radioaficionados.

Por último, el Uniform-1, de la universidad de Wakayama, dispone de un sensor infrarrojo para vigilar los incendios. Pesa 50 kilos y ha sido pensado para colaborar en una constelación mundial de varios vehículos con esta tarea.

Foto: JAXA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje