menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Será lanzado el 1 de julio

El sistema de vuelo del satélite de la NASA OCO-2 lleva tecnología de GMV

20/06/2014

(infoespacial.com) Madrid.- La NASA lanzará el 1 de julio su primera nave espacial dedicada a medir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra. El Orbiting Carbon Observatory-2 (OCO-2) proporcionará una imagen global de las fuentes de dióxido de carbono naturales y humana, así como sus "sumideros", los procesos naturales del océano y de la tierra por los que este gas sale fuera de la atmósfera y queda almacenado.

El sistema de dinámica de vuelo de OCO-2 está basado en tecnología de la empresa española GMV derivada de la línea de productos focussuite, diseñada para dar apoyo a las operaciones durante todo el ciclo de vida del satélite.

Particularmente en este caso, el componente focusleo proporcionará los medios necesarios para determinar tanto la posición como la orientación del satélite y permitirá además planificar y ejecutar las maniobras necesarias. Se trata de un sistema fundamental a la hora de garantizar la perfecta recepción de las comunicaciones vía satélite o la consecución de los objetivos de la misión.

GMV es un líder mundial en el suministro de sistemas de dinámica de vuelo para clientes institucionales y clientes comerciales. Los sistemas de dinámica de vuelo suministrados por GMV dan soporte a diferentes tipos de misiones ya sean científicas, de observación de la Tierra, de telecomunicación, de transporte e infraestructura orbital, de navegación, de exploración espacial y militares.

El OCO-2, con una vida útil de al menos dos años, es la segunda de las cinco misiones científicas de la NASA de observación de la Tierra, que orbitarán cada 99 minutos, cruzando el Ecuador cada día y permitiendo así una amplia gama de observaciones casi simultáneas de la Tierra. En la imagen, a su llegada a la sala limpia de la Base Aérea de Vanderberg, en California.

El dióxido de carbono, un componente crítico del ciclo del carbono de la Tierra, es el principal gas de efecto invernadero de origen humano. OCO-2 mostrará la distribución geográfica mundial de fuentes y sumideros de dióxido de carbono y permitirá a los científicos estudiar los cambios en el tiempo de manera más completa qué se puede hacer con los datos existentes.

Foto: NASA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje