menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Resistencia de líquenes en el espacio

El INTA participa en el experimento internacional Biomex en la ISS

22/07/2014

(infoespacial.com) Madrid.- El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) participa en el experimento científico internacional denominado Biomex que será puesto en órbita cerca de la  medianoche de este miércoles 23 de julio por la nave de carga automizada Progress 56P, impulsada por un cohete ruso Soyuz, que lleva una nueva remesa de suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El experimento se encuentra en la plataforma Expose R2 y dentro de unas semanas la tripulación de la ISS la acoplará al exterior del módulo ruso Zvezdá (Estrella) del laboratorio orbital, donde permanecerá durante un año y medio. Para esa delicada operación los astronautas tendrán que realizar una Actividad Extravehicular (EVA) programada para el 18 de agosto, es decir, un paseo espacial fuera de la estación.

El Biomex (BIOlogy and Mars EXperiment), donde también participan la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Espacial Alemana (DLR) y otras organizaciones, tiene como objetivo principal el estudio de la capacidad de resistencia de las moléculas orgánicas, tales como pigmentos y componentes celulares, proteínas y ADN, y ver cuál es el máximo nivel de estabilidad en el espacio y en condiciones ambientales simuladas de Marte (radiación ultravioleta y cósmica, vacío espacial, atmósfera de Marte y ciclos de temperatura), además del nivel de deshidratación que haya podido producirse.

Como objetivo secundario se identificarán los organismos más resistentes que puedan ser relevantes para sistemas de soporte vital en el espacio, tanto en naves espaciales como en bases en la Luna o en Marte.

El INTA ha elegido para este experimento biológico una especie de liquen «vagante», Circinaria gyrosa, que crece en la provincia de Guadalajara, seleccionada por su alta capacidad de supervivencia en el espacio y por su tolerancia a condiciones simuladas de Marte, ya comprobados en otros experimentos, según explica el INTA en un comunicado de prensa. En la imagen una de las cianobacterias del género Nostoc que será enviada al cosmos.

Los resultados servirán para explicar si el material biológico o parte de él puede ser lo suficientemente estable para sobrevivir a las condiciones de otros planetas como Marte. Además, las conclusiones serán incluidas en una base de datos universal de biomarcadores, que servirá de premisa para la búsqueda de vida en nuestro Sistema Solar.

Misiones futuras, como la ExoMars planeada por la ESA, se beneficiarán de estos datos. Esta investigación persigue aportar nuevos conocimientos al origen, evolución y posible transferencia interplanetaria de organismos en el universo.

Foto: DLR

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje