menú responsive
ESPAÑA | Servicios
-/5 | 0 votos

Aleación con memoria de forma

Arquimea probará su actuador 'inteligente' Smarq en la ISS en 2016

14/11/2014

(infoespacial.com) Madrid.- La empresa española Arquimea Ingeniería ha impulsado el desarrollo tecnológico de una aleación con memoria de forma (SMA, del inglés Shape Memory Alloy), un compuesto metálico que, después de ser sometido a una deformación aparentemente plástica, vuelve a su forma original al ser calentado por encima de cierta temperatura. Estas características pueden aprovecharse en el diseño de actuadores para plataformas satelitales.

En colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), Arquimea ha llevado a cabo la validación de este novedoso material ‘inteligente’ así como la calificación para su uso en el espacio de dispositivos basados en una nueva aleación denominada Smarq.

Tras los ensayos llevados a cabo en laboratorios, está previsto que el primer producto basado en esta tecnología sea probado en órbita en 2016, en el marco de una serie de experimentos que se llevarán a cabo en la Estación Espacial Internacional (ISS), en la plataforma de pruebas de la ISS de Airbus Defence and Space (Bremen) y NanoRacks. Esta prueba en vuelo forma parte del proyecto REACT, del programa europeo Horizon 2020.

Algunas de las ventajas de este mecanismo son su elevada relación de fuerza a peso, su elevada fiabilidad, su reducido volumen o su inmunidad frente a interferencias electromagnéticas.

Los materiales SMA que se encuentran disponibles en el mercado, principalmente aleaciones de titanio-niquel, presentan temperaturas de transformación máximas de 90?C, lo que impide su uso en aplicaciones en las que el entorno pueda superar dicha temperatura, como es el caso del sector espacial.

Desde 2009, Arquimea trabaja en la calificación de Smarq para su uso en aplicaciones espaciales en un rango de temperatura mucho más amplio (entre -150?C y 125?C). Tanto el material como sus procesos de fabricación han sido validadas por la ESA, lo que se ha traducido en el desarrollo de una familia de actuadores para su uso en satélites. Durante esta calificación, la aleación ha demostrado su capacidad de trabajar en un entorno de ultra-alto vacío, en un rango extendido de temperaturas y con una vida superior a los 5.000 ciclos.

Basada en la tecnología Smarq, Arquimea ofrece un abanico de mecanismos para la sujeción y liberación de cargas útiles. Dichos actuadores se centran en aplicaciones críticas de un único uso en servicio.

Smarq también puede ser utilizado como elemento activo en otros actuadores para espacio tanto de uno o múltiples ciclos, tales como mecanismos de despliegue, actuadores rotatorios para la motorización de bisagras de paneles solares, mástiles o antenas, actuadores lineales, válvulas o interruptores térmicos, donde su reducida masa y su elevado rango de temperaturas de funcionamiento lo convierten en una de las tecnologías más ventajosas existentes en el mercado. También puede emplearse como material funcional en aplicaciones como tapones o sellos criogénicos, abrazaderas o estructuras inteligentes activas.

Arquimea está trabajando en la transferencia de esta tecnología a otros sectores industriales para aprovechar las propiedades del material, diseñando actuadores capaces de trabajar en entornos extremos, de altas temperaturas, entornos criogénicos, de alto vacío o bajo la influencia de campos electromagnéticos elevados, donde el uso de estas aleaciones constituye una ventaja competitiva respecto a otras alternativas.

Foto: Arquimea

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NOTICIAS RELACIONADAS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje