menú responsive
ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

Elecnor Deimos, Sener, GMV, GTD y Rymsa

España ha participado con "ingeniería de calidad" en el ensayo de la nave IXV

12/02/2015

(infoespacial.com) Madrid F. Herranz.- La participación industrial de España en el Vehículo Intermedio Experimental (IXV) de la Agencia Espacial Europea (ESA), probado con éxito el miércoles 11 de febrero, ha consistido en “ingeniería de calidad”, según reconoce el portavoz de la organización en España, Javier Ventura-Traveset. Las empresas españolas han contribuido en un 14% del total del proyecto, dirigido por la Agencia Espacial Italiana (ASI) y con Thales Alenia Space Italia como contratista principal.

El IXV “es el vehículo-cápsula más avanzado del mundo en el área de las naves reutilizables. Hasta ahora  Europa no tenía experiencia en la recuperación de vehículos espaciales salvo los primeros experimentos con nuestro Demostrador de Reentrada Atmosférico en 1996”, afirma José Longo, responsable de Análisis Aerodinámico y Propulsión de la ESA.

“Es el prototipo de un deportivo”, subraya Longo, quien destaca los avances que se van a hacer a partir de ahora en el tamaño de los paneles de cerámica para un mejor mantenimiento de ellos tras su utilización. El experto también remarca que por primera vez los flaps de control están revestidos también con cerámica especialmente diseñada para resistir las altas temperaturas de la reentrada.

Aunque la cuota española en la misión es del 14%, la tecnológica llega hasta el 33%, pues se ha ocupado por completo de uno de los tres subsistemas del proyecto, el que se ocupa del Guiado, Navegación y Control (GNC), que determina parámetros críticos como hacia dónde se dirige el ingenio y en qué posición se encuentra exactamente en todo momento. La participantes han sido Elecnor Deimos, Sener, GMV, GTD y Rymsa.

Elecnor Deimos, que tiene dos satélites en órbita, ha sido la responsable de todas las actividades de análisis, diseño y evaluación de prestaciones de la misión desde el lanzamiento hasta el amerizaje, incluido el soporte al diseño del vehículo a través de las actividades de mecánica de vuelo atmosférico y la caracterización de la seguridad de la misión.

Sener, Elecnor Deimos y GMV  formaron un consorcio industrial, responsable del proceso completo detallado, integración y verificación del GNC, un sistema de control de vuelo autónomo que pilotaba el vehículo desde la separación del lanzador ligero Vega hasta el amerizaje en aguas de Océano Pacífico.

“El GNC es el autopiloto, el cerebro de la nave”, puntualiza Mariano Sánchez, director de la Unidad de Sistemas de Vuelo de Elecnor Deimos. Entre sus misiones cumplidas ha sido la de haber amerizado en una zona concreta con un margen de 10 kilómetros de error.

“España es una potencia en GNC y en sistemas de actitud”, apostilla Diego Rodríguez, director de Espacio de la multinacional española Sener. Rodríguez reconoce el mérito del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), es decir, de la Administración española, que apostó “fuertemente por la misión”. E insiste Rodríguez en la importancia de entrar en los programas opcionales de la ESA, como éste del Vehículo Intermedio Experimental.

Sener, junto con Elecnor Deimos y GMV, formaron un consorcio industrial, responsable del proceso completo detallado, integración y verificación del GNC, un sistema de control de vuelo autónomo que pilotó el vehículo desde la separación del lanzador ligero Vega hasta el amerizaje no lejos de las islas Galápagos.

La compañía  GMV se ha responsabilizado del subsistema de software embarcado, caracterizado por un software crítico de vuelo completamente autonómo tan complejo que lleva “90.000 líneas de código”, según afirma Mariella Graziano, directora ejecutiva de la división de Espacio de la multinacional española.

Rymsa, referente mundial en antenas de Telemedida y Telecomando (TTC), se ocupó de las antenas de GPS y TTC tanto del vehículo IXV como del cohete Vega.  “En el Vega  hay un 5% de participación española”, recuerda Javier Martínez Cortés, responsable de Rymsa.

Finalmente, la firma GTD, especializada en sistemas críticos, ha contribuido en la verificación y validación del software, detectando los posibles fallos. “Éramos como los malos de la película”, dice con una sonrisa irónica Ricardo Bennassar, responsable de Ventas de la división de Espacio de la empresa. “Esa tarea requiere que nuestros ingenieros estén altamente especializados y que tengan  mucha experiencia”, añade Bennassar. GTD también se ha ocupado de la seguridad de la misión, para evitar posibles daños en territorios poblados.

Foto: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje