menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

La sonsa AIM analizará la superficie de este cuerpo

GMV participa en la misión que la ESA planea enviar al asteroide Didymos

02/07/2015

(Infoespacial.com) Madrid- GMV trabaja en la actualidad en el diseño preliminar de la misión Asteroid Impact Mission (AIM) que la Agencia Espacial Europea (ESA) quiere enviar al asteroide Didymos en 2020 con un coste de 200 millones de euros. La multinacional española también participa en el subsistema GNC (Guiado, Navegación y Control) de la misión.

La directora de sistemas espaciales de GMV, Mariella Graziano, destacó este martes en una jornada en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), con motivo del Día del Asteroide, la importancia de la misión AIM.

Graziano apuntó que el satélite binario está formado por un cuerpo principal (Didymos) que mide 800 metros y uno secundario (Didymoon) de 170 metros, con una separación de 1,2 km entre ambos. La misión pretende determinar de manera detallada la transferencia de energía que resulta del choque de una sonda contra el cometa secundario y observar el polvo en suspensión antes y después del choque.

AIM forma parte del proyecto AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment), impulsado por la ESA, el Observatorio de la Côted´Azur (Francia), la NASA y el Laboratorio de la Universidad de Aplicaciones Físicas Johns Hopkins (JHU/APL), para evaluar el potencial de la técnica del proyectil cinético para desviar asteroides cercanos. El segundo elemento de esta misión es el satélite DART (Double Asteroid Redirection Test).

El destino de la misión se decidirá en la próxima conferencia ministerial de la ESA prevista para finales de 2016. Si se aprueba, se lanzará en 2020 en un cohete Soyuz-ST desde la Guayana Francesa con rumbo a Didymos. La sonda llegará 18 meses después y comenzará con el análisis de Didymoon, en el momento en que el asteroide binario se encuentre a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

AIM utilizará una cámara infrarroja TIRI (Thermal Imager) y una cámara VIS (Visual Imaging System), que crearán un mapa con una resolución de un metro. Asimismo, en la sonda volarán dos mini satélites científicos y el Lander MASCOT-2 del Centro de Investigación Aeronáutica y Espacial de Alemania (DLR). Una de las novedades de la misión, es que la sonda empleará el sistema de comunicaciones Optel-D mediante láser para enviar la información recogida a la Tierra, concretamente a la estación terrestre OGS (Optical Ground Station) de la ESA en Tenerife.

En octubre de 2022, la sonda observará el impacto del satélite DART contra Didymoon a 6 Km/s. DART llevará una cámara que tomará imágenes del asteroide con una resolución de hasta 20 centímetros momentos antes del choque. AIM y DART trabajarán conjuntamente con el fin de determinar la transferencia de energía que resulta del choque de DART contra el cometa secundario y observar el polvo en suspensión antes y después del choque.

Graziano señaló que “para GMV es muy importante tener un papel relevante en la misión AIM de la ESA”. “Tiene un alto valor científico pero también contribuirá en el problema de la defensa planetaria”, subrayó.

Foto: GMV

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje