menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Misión Proba 3

Rodríguez (SENER): “El vuelo en formación en el espacio es una tecnología complicada con bastante recorrido”

10/07/2015

(Infoespacial.com) Benjamín Carrasco, Madrid- Diego Rodríguez conoce a la perfección Proba 3, una de las misiones tecnológicas más ambiciosas de la Agencia Espacial Europa (ESA). El director de Espacio de SENER, contratista principal de la misión, señala que este proyecto científico pretende demostrar las ventajas del vuelo en formación de los satélites. En una entrevista a Infoespacial.com, Rodríguez subraya que esta tecnología puede revolucionar las misiones de ciencia y observación de la Tierra en la próxima década.

-En el sector espacial, ¿qué balance hace de 2014?

El año pasado fue francamente bueno. SENER centra sus actividades en tres pilares: ciencia, observación de la Tierra y en la misión Proba 3. En el área científica, tenemos una presencia destacada en las misiones Solar Orbiter y Euclid, en observación de la Tierra, participamos en la construcción de los satélites Meteosat de tercera generación y, en la misión Proba 3, tenemos un pico de trabajo, después de finalizar el año pasado la contratación de los diferentes sistemas. En resumen, 2014 fue el mejor año de SENER en espacio hasta la fecha.

-En la misión Proba 3, ¿qué avances se han producido este último año?

La misión ha tenido un periodo de gestación bastante largo pero al final el año pasado se produjo un acuerdo entre todos los países participantes. Es la primera misión que lideramos de forma completa, independientemente de que también estemos en subsistemas completos o en áreas de vuelo en formación. Tenemos la responsabilidad de liderazgo y coordinación.

La organización industrial es complicada en un contexto GSTP (Programa Tecnológico de Apoyo General) de la ESA, donde cada país tiene unos intereses tecnológicos concretos. La misión está liderada por España y Bélgica pero participan hasta seis países más. El programa incluye dos satélites, un ocultador y coronógrafo, que deberán mostrar las bondades del vuelo en formación.

-¿Qué ventajas tiene el vuelo en formación?

El vuelo en formación es una tecnología con muchísimo interés en las misiones de ciencia y observación de la Tierra. Esta tecnología permite separar dos satélites a una distancia de más de 100 metros y mantener la posición relativa con una precisión de milímetros. Hasta ahora, cuando hay que separar, por ejemplo, un elemento óptico y un detector una decena de metros, el satélite resultante no coge en la cubierta del lanzador, y hay que realizar un mecanismo desplegable que se separe una vez en órbita. El sistema más complejo permite en el mejor de los casos estructuras desplegables de 15 o 20 metros, pero no más.

-¿Cómo se soluciona este problema?

Esto se soluciona separando físicamente los elementos y creando un sistema de navegación y control muy sofisticado que mantiene la posición relativa de los dos satélites de forma permanente. Al crecer y crear elementos cada más grandes en el espacio no siempre interesa tenerlos físicamente unidos. Esto encarece las operaciones y obliga a un montaje en el propio espacio, como sucede con la Estación Espacial.

La posibilidad de tener dos elementos separados pero aparentemente solidarios de forma rígida, con un sistema de navegación, tiene un interés tecnológico bastante importante. Es una tecnología complicada que todavía tiene mucho recorrido y que empezará a tener un uso práctico en misiones consolidadas en la segunda mitad de la próxima década.

-¿Cuál es el objetivo de la misión?

El lanzamiento está previsto para 2018. La misión cuenta con un caso científico, un coronógrafo, en el que uno de los elementos genera un eclipse solar y el otro estudia la corona del Sol con un detector. Al mismo tiempo, los satélites realizarán maniobras, y los sensores y aparatos de navegación instalados en estos aparatos analizarán las ventajas del vuelo en formación. Desde el punto de vista tecnológico, los sensores darán información sobre la viabilidad de los algoritmos y modelos aplicados. Además, se realizarán experimentos adicionales que ayudarán a otras misiones.

Foto: SENER

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje