menú responsive
ESPAÑA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Misión ESA

La industria española participa en Lisa Pathfinder con contratos por 10 millones de euros

03/12/2015 | Madrid

Benjamín Carrasco

A lo largo de una década, más de 40 empresas y centros de investigación de 14 países europeos han contribuido al diseño y desarrollo del proyecto Lisa Pathfinder, una de las misiones científicas más importantes de la Agencia Espacial Europea (ESA). En el caso de España, la industria espacial tiene una presencia notable en la construcción del satélite y la lanzadera espacial, así como en las tecnologías necesarias para el éxito de la misión.

En un evento informativo en la sede de ESAC en Madrid sobre la misión, en el que científicos y representantes de la industria analizaron las claves del proyecto, la representante del CDTI en el Programa Científico de la ESA, Pilar Román, explicó que en Lisa Pathfinder las empresas españoles firmaron contratos “por un importe superior a diez millones de euros, todos ellos por concurrencia competitiva”.

En concreto, en la plataforma de vuelo y en el lanzador Vega han trabajado Airbus Defense and Space, Alter Technology, Rymsa, Erzia Technologies y Crisa, mientras que en las tecnologías de altísima precisión que se necesitarán para detectar ondas gravitacionales han participado GMV, Sener, el Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC-IIEC) y la Universidad de Barcelona.

Román aseguró que “la industria española tiene capacidad para el desarrollo de misiones completas” y añadió que en el programa científico “aspira al liderazgo industrial de subsistemas completos y a la entrada en los equipos de proyecto con los contratistas principales”.  

Junto con la destacada participación investigadora e industrial, cabe señalar que al frente de esta misión está César García, ingeniero superior aeronáutico, perteneciente al Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE). Desde 2012 es project manager del proyecto, con responsabilidades en los ámbitos técnicos, de costes y de la coordinación de los tiempos de su ejecución.

Como explicó durante la presentación, el portavoz de la ESA, Javier Ventura-Traveset, la contribución española se complementa con el trabajo de doce ingenieros en las operaciones científicas desde las instalaciones de ESAC. Además, la antena de la red Estrack situada en Cebreros (Ávila) será la principal vía de comunicación con el satélite durante ocho horas diarias.

Foto: ESA

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje