menú responsive
ESPAÑA | Personas
-/5 | 0 votos

VIII encuentro sobre telecomunicaciones

E. Pisonero (Hispasat): "Es necesario caminar hacia redes híbridas que combinen tecnologías satelitales con el resto"

07/07/2016 | Madrid

Elena Pisonero es presidenta de Hispasat y consejera de Hisdesat, presidenta del Consejo Asesor de la consultora estratégica digital RocaSalvatella, miembro del Consejo Científico del Real Instituto Elcano y directora del Proyecto para la Empresa Mediana del Círculo de Empresarios. Hispasat ha sido la encargada de organizar la semana pasada el VIII Encuentro sobre Telecomunicaciones Espaciales en la sede de la Universidad Menendez Pelayo (UIMP) en Santander, donde se dieron cita algunos de los dirigentes de las principales empresas del sector aeroespacial. Pisonero dedicó unos minutos a Infoespacial.com para hablar sobre los temas principales que se trataron en el encuentro que mantuvieron la semana pasada en Santander.

¿Qué define a Hispasat?

Hispasat siempre se ha caracterizado por estar en la vanguardia de la tecnología satelital y por colaborar con la industria española en el desarrollo de proyectos innovadores, incorporando a sus satélites nuevos componentes para probar su eficacia y homologarlos en vuelo.

¿Cuáles han sido los avances más significativos de Hispasat en comunicaciones?

Llevamos muchos años incluyendo en nuestros satélites avances que los han ido haciendo más capaces, más flexibles y más eficientes: antenas y tubos más potentes, cargas útiles regenerativas, nuevas bandas de frecuencia, sistemas fotónicos como los que se están embarcando en los satélites Amazonas 5 e Hispasat 30W-6, actualmente en construcción. Por poner un ejemplo, el Hispasat 1A, lanzado en 1992, tenía 12 transpondedores y transmitía 12 canales de televisión, y el Amazonas 3, que se puso en órbita en 2013, cuenta con 63 transpondedores y puede transmitir más de 500 canales, lo que pone muy claramente de manifiesto las ganancias en eficiencia conseguidas en estos 20 años.

¿Ees suficiente con esto o debería haber mejoras?

Tiene que haberlas, porque los cambios que se están produciendo en el mercado y la demanda de mayor conectividad, capacidad, calidad y movilidad en las comunicaciones exigen al sector satelital que dé respuesta adecuada y competitiva a estos requerimientos. Creemos que una sola tecnología no será capaz por sí misma de dar una respuesta completa y eficiente a todos estos retos, que son muchos y grandes.

¿A qué demandas darán respuesta?

A la necesidad de llevar acceso a Internet de banda ancha a todo el mundo para que nadie quede descolgado del mundo digital, eje del desarrollo en la actualidad; el compromiso de la Agenda Digital Europea, que obliga a ofrecer un mínimo de 30 Mbps al 100% de la población; el crecimiento exponencial del tráfico de datos, estimulado en buena medida por el consumo de vídeo por Internet, y que podría conducir a un escenario de saturación de las redes terrestres; el Internet de las Cosas y la conectividad en movilidad, dos ámbitos en crecimiento que generarán mayor demanda de capacidad; la garantía de las comunicaciones en casos de catástrofes, cuando las redes terrestres quedan destruidas, y un largo etcétera…

¿Cómo afrontan estos retos?

Para afrontar en condiciones de calidad y seguridad todas estas demandas será necesario caminar hacia redes híbridas en las que se combinen las tecnologías satelitales con el resto para conformar un sistema en el que todas las personas tengan siempre resueltas sus necesidades de comunicación de la forma más eficiente. Y el satélite tendrá que estar en condiciones de ofrecer unos servicios competitivos, tanto en calidad como en precio.

¿Qué soluciones se han planteado en los debates de este VIII Encuentro?

Ha sido una reunión interesantísima, en la que ha participado la industria espacial española al completo y los representantes de los más importantes fabricantes y lanzadores internacionales. Se han planteado muchas y buenas ideas, algunas bastante revolucionarias, para seguir mejorando la eficiencia de los satélites, buscando que, al final de la cadena de valor, los usuarios de las telecomunicaciones puedan encontrar la mejor calidad con los precios más asequibles.

¿Qué temas se trataron?

Se ha hablado de la reducción del tamaño y la masa de las plataformas y los componentes del satélite, un factor que influye de manera decisiva en los costes de lanzamiento. De la posibilidad de reducir el coste de construcción de cada artefacto mediante un sistema de estandarización de componentes y fabricación en serie que permita seguir asegurando la calidad final del producto.

¿La reducción de tamaño de los satélites centró la conferencia?

No. También se han analizado soluciones para mejorar el segmento terreno, especialmente el destinado al usuario final, de modo que puedan abaratarse las antenas, que hoy día suponen una fuerte barrera de entrada para la expansión de la banda ancha por satélite. Así mismo, también se ha debatido sobre la aportación que pueden hacer los lanzadores a este incremento de competitividad del conjunto del sector. La aparición de SpaceX y sus cohetes reutilizables ha introducido interesantes expectativas en este ámbito de cara al futuro que han sido estudiadas con detalle durante las sesiones.

¿En qué trabaja Hispasat actualmente?

En estos momentos tenemos tres nuevos satélites en construcción que se pondrán en órbita antes de finales de 2017: el Hispasat 30W-6, el Amazonas 5 y el Hispasat 36W-1, que se ha construido sobre una nueva plataforma desarrollada junto con la ESA, la SmallGeo, y llevará una avanzada carga útil regenerativa en órbita, Redsat.

¿Y más allá del campo satelital?

Además, también estamos desarrollando nuevos productos y servicios innovadores, principalmente para el mercado audiovisual, donde somos líderes en tecnología 4K y en soluciones para el escenario multipantalla en que ahora vivimos; para el ámbito de la movilidad, como barcos o trenes, donde contamos con una solución única en el mercado para conectividad de trenes de alta velocidad; o para casos de emergencias y seguridad, donde estamos desarrollando distintas soluciones dirigidas a bomberos, Salvamento Marítimo y otros colectivos.

¿Alguna mejora más en cartera?

También estamos avanzando en el campo de la conectividad, investigando en terminales híbridas más eficientes o en aplicaciones satelitales para el Internet de las Cosas o el ecosistema 5G.

¿Y de cara al futuro?

Nuestros planes para el futuro se basan sobre dos pilares fundamentales. Por un lado, la innovación, tanto en los propios satélites como en los servicios que ofrecemos a nuestros clientes, porque estamos convencidos de que sólo innovando y buscando nuevos caminos en la tecnología y en el modelo de negocio podremos afrontar con éxito los retos que plantea el mercado de las comunicaciones en este nuevo milenio.

¿Y el otro pilar?

El otro pilar es el crecimiento, con nuevos satélites, nuevas posiciones orbitales y nuevos acuerdos con otros operadores, con el fin de consolidar nuestra posición en aquellos mercados donde ya somos fuertes, crecer en otros donde ya tenemos presencia pero hay márgenes de mejora y entrar en nuevos mercados con fuerte potencial de crecimiento, como pueden ser el de Marruecos, donde ya estamos iniciando una nueva andadura, o los de Centro América.

En términos generales, ¿hacia dónde avanza el sector?

La Sociedad de la Información está avanzando con mucha rapidez y, en ese marco, las comunicaciones se conforman como uno de los elementos esenciales para el desarrollo económico y social. La digitalización en todos los ámbitos de la vida obliga a llevar la conectividad y el acceso a Internet a todo el mundo si no queremos producir una nueva brecha  entre unos ciudadanos y otros, entre unos países y otros: la brecha digital, que deja en inferioridad de condiciones a aquellos que no cuenten con una conexión a la red global de suficiente capacidad. Así mismo, se plantean necesidades cada vez mayores de conectividad y ancho de banda.

¿A qué retos se enfrente el sector?

Todo ello ofrece nuevas oportunidades al sector satelital que, al mismo tiempo, tiene que afrontar nuevos retos, como la aparición de nuevos actores en el mercado provenientes de sectores frontera, el desarrollo de tecnologías alternativas de alta capacidad o la progresiva presión sobre los precios. Ante esta situación, los operadores de satélites están buscando el camino para seguir manteniendo su relevancia en el ámbito de las telecomunicaciones mediante mejoras en la eficiencia que aseguren su competitividad en el mercado.

Foto: Hispasat

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje