menú responsive
ESPAÑA | Personas
-/5 | 0 votos

Entrevista INFOESPACIAL

J.C. Batanero (Indra): "España necesita renovar su flota de satélites militares de comunicaciones"

27/09/2016 | Madrid

El sector de la comunicación satelital es imprescindible para la sociedad, tanto para el ámbito civil como el militar. En este contexto, Infoespacial.com ha podido hablar con el director de C4I, Espacio y Seguridad de IndraJuan Carlos Batanero, sobre los avances en la comunicación satelital, el futuro que le espera tanto en España como al mercado internacional y de los proyectos que Indra está desarrollando en la actualidad.

La entrevista, de la que a continuación se puede leer la segunda parte, se ha dividido en dos partes. El primer capítulo se puede consultar aquí.

¿Cuáles han sido los avances en las comunicaciones satelitales?

En el ámbito de las comunicaciones satelitales durante la última década ha aparecido una nueva generación de satélites broadband HTS  con capacidades enormemente mejoradas en cuanto a ancho de banda, haces y coberturas. Un solo satélite equivale en capacidad a 30 satélites convencionales del servicio FSS o MSS.

¿Qué aportan estas nuevas plataformas?

Estas nuevas plataformas en órbita GEO y MEO traerán equivalente evolución en el segmento terreno tales como antenas de apuntamiento electrónico, sistemas operando en frecuencias duales, modulaciones más eficientes. Aparecerán nuevos servicios en los ámbitos: marítimo, Enterprise, oil and gas, tráfico broadband, internet,  servicio aeronáutico, conexiones de seguridad, etc y podrán ser un complemento a algunos despliegues puramente militares.

¿Qué desafíos se plantean en este ámbito?

Se presenta el reto de poder procesar la ingente cantidad de información proveniente de las distintas constelaciones de satélites de observación, ya sean exclusivamente militares, de doble uso, o de uso puramente comercial que requerirá de segmentos terrenos que sean capaces de realizar el “tasking” la recepción, procesado y diseminación de la información accesible.

¿Y qué mejoras suponen?

Los datos provenientes de los satélites de observación de la tierra bien utilizados y correlados con otro tipo de información y mediante las nuevas herramientas de Big Data se convierten em una fuente de información que va a dar lugar a un mundo de nuevas aplicaciones y servicios de valor añadido que serán utilizados tanto por las administraciones públicas (core services), como por la industria y ciudadanía (downstream applications).

¿Qué futuro le espera a los satélites espaciales en España?

Sin duda en el corto o medio plazo deberá realizar la renovación de la flota de los satélites militares de comunicaciones.  Los satélites actuales XTAR y Spainsat  fueron lanzados en 2005 y 2006  con una esperanza de vida teórica de 15 años. Para el año 2020 se hace absolutamente necesario disponer de los nuevos satélites si se quieren seguir manteniendo las capacidades militares existentes.

¿Y a nivel europeo?

Dentro de los países de nuestro entorno, Reino Unido se encuentra en una situación similar y necesita renovar la constelación de satélites Skynet V, ya ha comenzado conversaciones con varias empresas para contratar la nueva generación Skynet VI. En el caso de Francia e Italia, han unido esfuerzos para realizar una apuesta común fruto de la cual han lanzado en 2014 y 2015 sendos satélites de comunicaciones militares Athena Fidus y Sicral II con capacidades incrementadas respecto a las generaciones nacionales anteriores. En el caso alemán urge disponer de mayor ancho de banda para sus operaciones.

¿Es distinta la situación en EEUU?

En el caso norteamericano continuarán completando la generación WGS, la verdadera espina dorsal de sus comunicaciones militares, con siete satélites existentes actualmente y 3 más ya contratados, que se lanzarán en los próximos años. Otros países como Dinamarca, Holanda, Bélgica, Canadá, Australia y Nueva Zelanda se han sumado a participar conjuntamente en los estos satélites del sistema WGS.

¿Y en el ámbito OTAN?

En la OTAN el programa NP2K, también finaliza en el 2020-2021, para ello ya se está preparando las licitaciones que permitan contratar mediante servicio la capacidad que necesita la OTAN en sus operaciones y despliegues.

¿Qué le supone esto a España?

Países como Alemania, Portugal, Noruega o Polonia están demandando en menor o mayor medida satelitales militares para sus misiones y podrían ser nuestros socios naturales a la hora de abordar una solución multinacional en lo que se refiere a financiación, lanzamiento, operación  y explotación  conjunta de estas capacidades.

¿Cuál es la situación de los satélites de observación?

Algo similar tiene que ocurrir con los satélites de observación. En el 2018 el Helios en teoría finaliza su vida útil. Es necesario buscar una solución que permita a España seguir con su operatividad en la utilización de datos de observación de la tierra. Es necesario finalizar el programa PNOT con el lanzamiento de PAZ y Seosat/Ingenio y –aprovechando toda la experiencia y conocimiento adquiridos por la industria nacional en este programa-,  se deberían poner en marcha cuanto antes los programas para desarrollar los nuevos satélites que vayan a darles continuidad en el futuro.

¿Cuál será la evolución en este ámbito?

Se espera que los satélites de observación tengan un desarrollo creciente en el futuro, a medida que aumenten el número de aplicaciones disponibles que utilicen los datos suministrados por éstos. Hay que ver también la evolución en el crecimiento de los mini-satélites, a medida que evolucionen los lanzadores que abaraten sus costes de lanzamiento.

¿En qué proyectos trabaja ahora Indra?

Algunos ejemplos de nuestra actividad son la 3ª generación del Centro de Operación y Supervisión de la Red Secomsat que permitirá  automatizar la operativa diaria de los diferentes usuarios terrestres y navales que se despliegan en el sistema  Secomsat.  También estamos fabricando nuevo equipamiento terreno para sistemas navales en las dos bandas  de frecuencia militares X y Ka , terminales en movilidad 'SOTM'  con novedosas técnicas de apuntamiento y terminales compactos 'ultramanpacks'  incluyendo una solución de voz y datos seguros en aplicación táctica.

¿Algún proyecto más?

También continuamos trabajando en las estaciones TTCs y ULS del segmento terreno Galileo y para las estaciones del sistema Egnos. Acabamos de finalizar el segmento terreno de PAZ y continuamos los trabajos para el segmento terreno de SEOSAT/Ingenio.

¿Algún proyecto destacable?

Somos los responsables del programa del S3T, el programa de vigilancia espacial español, el cual proporcionará a España un catálogo de objetos que orbitan la Tierra y que  permite ofrecer un servicio de alerta de colisión de estos objetos con satélites e infraestructuras espaciales (como la Estación Espacial Internacional), un servicio de aviso de reentrada de objetos en la Tierra, proporcionando información acerca del momento y lugar del impacto; y un servicio de fragmentación, que detectará la presencia de nuevos cúmulos de materiales e identificará de qué objeto proceden. La primera versión operacional del S3T está operacional desde hace un par de meses.

¿Qué se plantea Indra para el futuro?

Incrementar la miniaturización del equipamiento, evolución de los terminales a la banda ancha Ka, terminales aeronáuticos tanto para plataformas de ala fija como rotatoria, nueva generación de módems SDR con formas de onda protegidas para la lucha contra interferencias intencionadas, etc. Además tenemos en el horizonte algún proyecto importante de red de comunicaciones satelitales en entornos estratégicos y tácticos, y, por descontado, continuar la evolución del sistema S3T, evolución de capacidades en segmentos terrenos, desarrollo de aplicaciones de valor añadido para datos EO, servicio PRS –Galileo y otros.

Fotografía: Indra

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje