menú responsive
ESPAÑA | Industria
-/5 | 0 votos

Misión AIM contra el sistema binario 'Didymos'

GMV España participa en el programa de defensa planetaria de la ESA

08/11/2016 | Madrid

La filial de GMV en España es una de las compañías integrantes del equipo de trabajo liderado por OHB (Alemania) para la misión de impacto contra un asteroide (AIM) de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Empresas de toda Europa se están uniendo para abordar los distintos aspectos de la misión, pendiente de ser aprobada en diciembre.

El equipo industrial de la AIM está liderado por OHB (Alemania) y formado por GMV (España), Qinetiq Space (Bélgica), Antwerp Space (Bélgica), Astronika (Polonia), GMV-PL (Polonia), Spin Works (Portugal), GMV-PT (Portugal) y GMV-RO (Rumanía).

El grupo GMV está llevando a cabo en Madrid las pruebas críticas en la cámara de navegación prorporcionada por el Instituto Max Planck alemán. Para evaluar el software de navegación basado en imágenes de la misión, GMV está haciendo que la cámara examine imágenes que la sonda Rosetta de la ESA tomó al sobrevolar Lutetia, un sateroide de 100 kilómetros de diámetro, de camino hacia 67P Churyumov-Gerasimenko.

El trabajo de definición detallada ya ha comenzado en la industria, mientras que la decisión sobre la completa ejecución de la misión se tomará en el consejo de la ESA a nivel ministerial que tendrá lugar el mes que viene.

La misión AIM se lanzaría contra el sistema binario de asteroides Didymos en 2020, como parte de la primera demostración de un método de defensa planetaria, en conjunto con la nave Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide (DART, por sus siglas en inglés) de la NASA.

Mientras la misión europea recopilará todos los datos técnicos necesarios para validar los modelos de impacto, DART se dirigirá al más pequeño de los dos cuerpos, desplegando dos cubesats para llevar a cabo observaciones complementarias y depositar el micromódulo de aterrizaje Mascot-2 sobre la pequeña luna de Didymos, donde estudiará la estructura profunda de su interior.

AIM es una misión que no puede esperar, ya que Didymos se encuentra en una desenfrenada carrera que terminaría en 2022 al llegar a la Tierra. Así, la industria tiene que trabajar a un ritmo frenético: más de 40 empresas de 15 estados miembros de la ESA llevan desde 2011 dando forma a una misión rápida e innovadora. 

El científico del proyecto AIM Michael Kueppers ha explicado que "las imágenes de Rosetta ofrecen una analogía de utilidad para probar la navegación de precisión que necesitaremos para maniobrar alrededor de nuestro objetivo, la luna Didymoon, y enviar el micromódulo Mascot-2 hacia su superficie con una precisión de pocos centímetros por segundo".

La presencia en el espacio profundo de la red de la AIM, formada por la nave nodriza, el módulo de aterrizaje y los cubesats, será una primicia mundial y sentará las bases de las nuevas arquitecturas de exploración espacial. La AIM también servirá para demostrar nuevas tecnologías que posibilitarán la navegación autónoma de la nave alrededor del asteroide.  

Fotografía: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje