menú responsive
ESPAÑA | Satélites
-/5 | 0 votos

Capacidad de reconfiguración en órbita

El Hispasat 36W-1 será el primer satélite en utilizar antenas activas en banda Ku

17/01/2017 | Madrid

Rodrigo Isasi

El Hispasat 36W-1 será el primer satélite en utilizar antenas activas en banda Ku. Su lanzamiento desde la base espacial de Kourou está previsto para el próximo 27 de enero (18 de enero según hora española) y permitirá dar servicios multimedia con sus 20 transponedores en banda Ku y tres en banda Ka a Europa, con las Islas Canarias incluidas, y América latina. Airbus Defence and Space en España como responsable de las antenas, suministró para este satélite un total tres antenas reflectoras clásicas y la primera antena multihaz activa para comunicaciones comerciales en Europa.

Hispasat presentó ayer oficialmente el H36W-1 en un acto organizado en su sede que contó con la presencia como portavoces de la presidenta de Hispasat, Elena Pisonero, el director de programas internacionales del CDTIJuan Carlos Cortés, y el jefe de la división de futuros programas de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) Xabier Lobao, y asistentes de empresas del sector y de la prensa nacional.

La presidenta de Hispasat aclaró que el coste del H36W-1 ronda los 240 millones de euros, de los cuales 84 u 85 corresponden a la aportación de Hispasat, mientras que el resto proviene de la ESA, el CDTI y otras compañías.

"A través de la carga útil de este satélite, la Redsat, vamos a poder reconfigurar con las antenas, la señal y tener la versatilidad de poner capacidad donde más se demande. La otra pata es el procesador que nos permite procesar la señal desde el satélite, transmitiendo una señal totalmente limpia. Conseguimos una mejor operatividad y calidad", dijo Pisonero.

La presidenta de Hispasat quiso también destacar que "empezamos un año muy importante para Hispasat, en el que pretendemos lanzar dos satélites más aparte del H36W-1".

De los tres satélites que la compañía prevé lanzar este año, el primero de ellos, el H36W-1 será puesto en órbita por Arianespace con una nave Soyuz, mientras que los otros dos satélites restantes, el Amazonas 5 y el H30W-6 es probable que sean lanzados por SpaceX e ILS, aún por decidir con cuál de las dos compañías se pondrá en órbita cada satélite, según ha asegurado Pisonero.

Con estos lanzamientos la compañía española duplicará su flota de satélites desde los cinco con que contaba en 2012 a los diez en 2017.

Las antenas espaciales del H36W-1

Este satélite incluirá la primera antena activa multihaz reconfigurable en órbita, para satélites de comunicaciones, lo que abre las puertas para futuras misiones. Esta antena activa de recepción con radiadores impresos en banda Ku, ofrece 4 haces independientes reconfigurables de 36 MHz.

La flexibilidad de la antena permite generar spots de anchura variable e incluso haces conmutables (beam hopping). Dichas capacidades se pueden realizar de forma independiente por haz o simultáneamente para todos los haces a la vez. Reconfigura los haces de radio frecuencia sobre la zona de cobertura permitiendo una flexibilidad sin precedentes en los servicios multimedia y de radiodifusión sobre las Américas, Europa y las Islas Canarias.

Su capacidad para mitigar posibles interferencias, intencionadas o no, está dando pie a otro producto específico como es la geolocalización de dichas interferencias que se incorporará en la próxima generación.

La tecnología de las antenas espaciales está en constante evolución y como asegura Airbus D&S, "ya se está preparando la siguiente generación dentro del programa del futuro satélite Quantum".

Dentro de las antenas reflectoras hay que destacar que por primera vez se utilizó la tecnología de reflector de fibra de carbono sin pintura, gracias a un diseño térmico innovador de gran eficiencia, resultando un nuevo producto con materiales avanzados usados inteligentemente.

Dichas antenas incorporan el nuevo mecanismo de despliegue motorizado ADPM de altas prestaciones desarrollado por Airbus DS Space Systems en España. Este mecanismo permite, por primera vez, entregar un sistema de antena completo, incluyendo reflector desplegable con mecanismos de sujeción y suelta (HRM) y mecanismos de despliegue (ADPM) hasta la interfaz con el satélite.

El procesador de a bordo (OBP)

Por su parte, el procesador a bordo es un paso más en la evolución de los satélites, que puede simplificar considerable­mente la arquitectura de la red al realizar en el espacio parte del procesado que habitualmente se realiza en Tierra.

El sistema recibe los datos desde múltiples usuarios, los procesa verificando sus credenciales y corrigiendo las posibles degradaciones de código, los ecualiza y los agrega en una sola señal modulada en DVB-S2, que es transmitida sin errores. El sistema Redsat puede procesar hasta cuatro transponde­dores de 36 MHz de forma simultánea, permitiendo la transmisión y recepción con antenas de pequeño diámetro.

Ver vídeo del Hispasat 36W-1

Fotografías: Hispasat

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje