menú responsive
ESPAÑA | Misiones
-/5 | 0 votos

Misión para estudiar los ciclos solares

Expertos de la ESA se reúnen en Madrid para preparar la operaciones de la Solar Orbiter

26/01/2017 | Madrid

Rodrigo Isasi

Al menos 50 expertos se encuentra reunidos en las instalaciones que la Agencia Espacial Europa (ESA, por sus siglas en inglés) posee en Villanueva de la Cañada, cerca de Madrid, para preparar las operaciones de la misión Solar Orbiter, basada en una cooperación entre la ESA y la NASA.

Así lo ha explicado el jefe de desarrollo de operaciones de ciencia para solar Orbiter, Luís Sánchez, en una reunión mantenida con la prensa en el Centro Europeo de Astronomía especial (ESAC, por sus siglas en inglés). El evento también ha contado con la presencia de expertos en la misión Juice a Júpiter, que han ofrecido información sobre los intereses y las operaciones de la misión.

Solar Orbiter, que paso la revisión crítica de sistemas en octubre de 2016, tiene como objetivo estudiar los ciclos solares, cuya duración es de 11 años, y entender cómo funcionan.

El presupuesto de la misión es de 500 millones de euros y su lanzamiento está previsto para octubre de 2018 con un cohete Atlas V desde la base de la Fuerza Aérea de EEUU en Cabo Cañaveral, aunque no estará plenamente operativa hasta el año 2020.

La nave ha sido construida por Airbus Defence and Space, aprovechando la BepiColombo, con contribuciones de industrias españolas como Sener o Crisa.

"Es la primera vez que una nave va estar tan cerca del Sol. Mandará información diariamente, que tardará en llegar al a Tierra aproximadamente 16 minutos, desde la posición más lejana en la que se encuentre la nave", dijo Sánchez.

La nave contará con diez instrumentos a bordo, seis de los cuales son telescopios y cuatro están destinados a medir el entorno espacial. La Universidad de Alcalá de Henares (UAH) lidera el desarrollo de unos de estos instrumentos, el EPD, un detector de partículas energéticas.

El desarrollo del escudo térmico ha sido una parte importante de la misión, ya que cuenta con un recubrimiento espacial de diferentes capas que le permiten soportar altas temperaturas y evita que la radiación solar penetre en el interior.

Cada parte del satélite tiene requisitos distintos, por lo que el recubrimiento del escudo es distinto al de los paneles solares, ya que estos por su parte trasera han de ser conductivos.

El seguimiento de la misión se hará con estaciones de la ESA, entre ellas la de Cebreros, en Ávila, y se espera que Solar Orbiter tenga una vida útil de diez años (siete años previstos más tres de extensión). 

Misión Juice a Júpiter

En el evento celebrado en al ESAC los expertos también han hablado sobre Juice, la primera misión liderada por la ESA en el sistema solar externo y que tiene como objetivo estudiar las lunas de Júpiter (Lo, Galileo, Calisto y Europa) y las posibles características de habitabilidad en ellas.

Las cuatro lunas de Júpiter presentan un desarrollo muy diferente. Los estudios de la luna Europa parecen haber encontrado una actividad geológica muy importante en su superficie, mientras que Calisto no aparenta tener una actividad geológica muy importante.

Ganímedes estaría en medio de las dos, en el sentido de actividad geológica Es por tanto la luna más interesante para explorar los dos tipos de actividad geológica.

Así mismo, esta luna es la única de las cuatro que tiene un campo magnético intrínseco.

El satélite que se enviará en esta misión es estabilizado en tres ejes, con una masa de lanzamiento de 5.264 Kilogramos y paneles solares de 97 metros cuadrados.

El satélite será lanzado en 2022 con un Ariane 5, aunque su inserción en la órbita de Júpiter no se producirá hasta 2029. Así mismo, se harán dos sobrevuelos sobre luna Europa, a una distancia tan corta como 400 kilómetros, en octubre de 2030 y, órbitas elípticas alrededor de Ganimedes (5.000 km) entre agosto y diciembre de 2032.

Finalmente la misión se destinará, desde enero a junio de 2033, a orbitar alrededor de Calisto (500 km).

Tal y como aseguraron los expertos de la ESA, los vuelos alrededor de la luna Europa se harán muy rápidamente debido a la alta radiación existente.

La comunicación con la nave tarda aproximadamente entre 40 o 50 minutos, siempre y cuando se encuentre antes del Sol, ya que una vez que el Sol se interpone entre el la nave y la Tierra, las comunicaciones son imposibles.

Fotografías: ESA/Airbus

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje