menú responsive
ESPAÑA | Lanzadores
-/5 | 0 votos

Los satélites avisaron del avance de una grieta de hielo

Cierra la estación Halley VI tras una alerta de los Sentinel

20/02/2017 | Madrid

Irene Sanz

La información remitida por los satélites Sentinel 1 y 2 sobre una gran grieta en la plataforma de hielo cercana a la estación Halley VI, en la Antártida, ha evitado graves problemas a la base. Gracias a los datos recogidos por los dos dispositivos, se ha decidido cerrar la base temporalmente por primera vez.

La grieta, a la que bautizaron como Halloween Crack, apareció en octubre. Cuando se acercó a 17 kilómetros de la estación saltaron todas las alertas. En ese momento, la empresa Enveo utilizó imágenes de radar del Santinel 1 e imágenes ópticas de Sentinel 2 para controlar la situación. La información determinó que la Halloween Crack avanzaba tierra adentro a una velocidad de 600 metros diarios. Durante los meses de noviembre y diciembre, la velocidad de avance de la grieta se mantuvo constante.

Las secuencias recogidas por los Sentinel, del programa Copérnico, revelaron un posible peligro para la estación, por lo que se decidió evacuar la base y cerrarla como medida de precaución, al menos por el momento.

Las imágenes del Sentinel 2 y los datos de radar del Sentinel 1 permiten seguir con detalle y casi en tiempo real la evolución de la grieta a medida que crece semana a semana. Además de la Halloween Crack, que ahora está creciendo a unos 200 metro al día, los satélites están vigilando otras dos grietas descubiertas en el entorno de la primera, así como las roturas que puedan ir apareciendo.

Las grietas son algo normal a medida que el hielo se deforma. No obstante, las que se expanden rápidamente pueden suponer un peligro, por eso es crucial la información proporcionada por los los satélites hermanos Sentinel 1 y 2.

Diseño ante el peligro

La estación Halley VI fue diseñada pensando en la alta probabilidad de que una grieta en el hielo supusiera algún peligro. De hecho, ya la habían trasladado 23 kilómetros hacia el interior el pasado verano, debido a la cercanía de otra grieta, como ha vuelto a ocurrir ahora. Unas 70 personas trabajan y viven en la estación en los meses de verano, mientras que en invierno apenas hay una veintena. 

Fotos: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje