menú responsive
ESPAÑA | Misiones
-/5 | 0 votos

Descubrimiento del observatorio espacial Kepler

El Centro de Astrobiología descubre un nuevo sistema planetario

27/03/2018 | Madrid

El Centro de Astrobiología (CAB), el centro de investigación mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), junto con un equipo internacional, han descubierto un nuevo sistema cuyo planeta más interno tiene el tamaño de la Tierra pero una composición similar a Mercurio. Este sistema fue detectado con el observatorio espacial Kepler. Se trata de descubrimiento importante ya que es un paso para poder entender la formación y evolución de los planetas rocosos.

Los investigadores han podido realizar este descubrimiento gracias a las observaciones a través del espectrógrafo Harps del Observatorio Austral Europeo (ESO), situado en La Silla (Chile). El grupo pudo confirmar la naturaleza planetaria de tres objetos detectados, de los cuales el más llamativo ha sido el llamado K2-229b, que tiene el tamaño de la Tierra, pero con una composición similar a la de Mercurio. Este estudio, publicado en Nature Astronomy, explica que K2-229b orbita mucho más cerca de su estrella de lo que lo hace Mercurio del Sol.

Sobre la importancia de esta proximidad, el investigador del CAB David Barrado explicó que “posiblemente provoque que su manto, la parte más externa del planeta, se volatilice y que se forme una atmósfera de vapores de silicatos. Una explicación alternativa sería el impacto con asteroides de gran tamaño, de manera análoga a lo que le sucedió a la Tierra cuando se formó la Luna”.

Un estudio liderado por el Centre National de la Recherche Scientifique

 

El estudio pertenece a un proyecto liderado por el investigador del Centre National de la Recherche Scientifique (Francia), Alexandre Santerne, quien aclaró que “con este hallazgo se abre un nuevo camino para conocer los procesos que dieron lugar a la aparición de los planetas rocosos en el Sistema Solar”.

El descubrimiento del exoplaneta K2-229b podrá suponer el conocimiento de las condiciones de formación de análogos de Mercurio, que será estudiado por la sonda BepiColombo de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Foto: NASA.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje