menú responsive
ESPAÑA | Misiones
-/5 | 0 votos

Ampliación del observatorio de Zimmerwald

La AIUB usa el telescopio de Tenerife para buscar deshechos

23/05/2018 | Madrid

Científicos del Instituto Astronómico de la Universidad de Berna (AIUB) están buscando pequeñas partículas de desechos espaciales que orbitan la Tierra en grandes altitudes utilizando telescopios en el observatorio de Zimmerwald, cerca de Berna (Suiza), y el telescopio de la Agencia Espacial Europea (ESA) de Tenerife.

El AIUB ha ampliado su observatorio en Zimmerwald con dos estructuras abovedadas adicionales y ha renovado una cúpula. Como resultado, ahora hay seis telescopios, totalmente automatizados, disponibles para detectar y catalogar restos espaciales. De este modo, la estación de investigación adquiere una importancia internacional aún mayor.

Uno de estos instrumentos permitirá que se observen permanentemente objetos de desechos en el anillo geoestacionario para catalogar sus órbitas. Además, se está instalando y probando un telescopio en una de las dos cúpulas nuevas en cooperación con el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). Este instrumento se llevará a Australia en otoño de 2018 con el fin de establecer una red óptica mundial junto con un telescopio existente AIUB y DLR en Sudáfrica.

El director del observatorio de Zimmerwald, Thomas Schildknecht, explicó que “el problema de los desechos espaciales ha adquirido una nueva dimensión. Las observaciones complejas que utilizan sistemas de radar terrestres y telescopios ópticos son necesarias para una mejor comprensión de la población actual de desechos espaciales. Los objetos más grandes se pueden seguir regularmente y sus órbitas se pueden determinar usando este tipo de mediciones”.

700.000 objetos en orbitando

 

Las mediciones indican que hay un total de 700.000 objetos de entre uno y diez centímetros de tamaño orbitando en el espacio. "Las piezas pueden ser pequeñas, pero son peligrosas. Una colisión con una pieza de un centímetro de diámetro, por ejemplo, libera la energía de una granada de mano explosiva", dice Schildknecht.

Los investigadores de AIUB han identificado innumerables fragmentos en los últimos 20 años con la ayuda de estas mediciones. Para minimizar este aumento, se necesitarán varias medidas evitando colisiones, por ejemplo, eliminando objetos de las regiones críticas al final de su misión dejándolos quemarse en la atmósfera de la Tierra, y posiblemente activamente eliminando los satélites viejos y obsoletos.

Foto: AIUB.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje