menú responsive
ESPAÑA | Seg. Terrestre
-/5 | 0 votos

FEINDEF 2019

Indra ultima la evolución de su radar de vigilancia satelital para Defensa

Stand de Indra Foto Marta Blanco

Stand de Indra Foto Marta Blanco

30/05/2019 | Madrid

Marta Blanco Sánchez

Indra exhibe estos días en la feria de Defensa de Madrid, FEINDEF 2019, el radar S3T de vigilancia espacial, que ha sido desarrollado por la empresa bajo el patrocinio de la Agencia Espacial Europea (ESA) a través del CDTI. La firma está en plena evolución de la segunda fase del radar y ha ofrecido las nuevas capacidades al Ministerio de Defensa.

En la primera fase, el radar se desarrolló para catalogar los elementos en vuelo. Actualmente, el S3T tiene capacidad de detectar objetos de hasta un metro volando a 1.000 kilómetros de altura. La segunda fase permitirá incrementar esa sensibilidad a objetos de hasta diez centímetros. Además, en esta evolución “también se le va a incorporar los modos militares. El radar es claramente de uso dual porque las órbitas bajas de la atmósfera son escenarios de operaciones de interés civil y militar”, ha indicado Castro.

Control de objetos en órbita

 

En el ámbito civil uno de los mayores problemas es la gran cantidad de objetos orbitando la Tierra, con el consiguiente riesgo de colisión. Algunos de estos objetos son de alto valor, pero otros son basura, como los segmentos de cohetes que se separan del lanzador principal o satélites que acaban su vida útil y se quedan orbitando hasta que comienzan su reentrada a la Tierra. “Es importante saber en todo momento dónde se encuentran estos elementos para poder avisar con tiempo a los operadores de los satélites y evitar las colisiones”, ha añadido Castro.

Este radar tiene como función establecer, por observación radar de las órbitas bajas, un catálogo de los elementos en vuelo, que permita no sólo saber qué elementos hay sino anticipar por sus órbitas dónde van a estar en cada momento.

En el ámbito militar, el radar permite detectar misiles de última generación cuyo tránsito es exoatmosférico. Se lanzan desde miles de kilómetros, vuelan por fuera de la atmósfera y vuelven a entrar cuando se van aproximando al blanco.

Por otro lado, hay muchos elementos de espionaje orbitando la Tierra. “Es importante para la misión de Defensa controlar el espacio aéreo. Sin embargo, el espacio no es soberanía de nadie y es soberanía de todos. Por lo que cada país tiene la responsabilidad de asegurar que lo que le está sobrevolando está controlado”, ha incidido el director de Defensa y Seguridad de Indra.

Detección de la destrucción del Microsat-R

 

El radar ya ha demostrado su precisión en la detección y cálculo de las trayectorias de objetos que orbitan sin control. La información que recoge en este caso reduce el riesgo de que la Estación Espacial Internacional (ISS) y los satélites en operación sufran algún impacto y eleva la seguridad de los nuevos lanzamientos.

El pasado mes de marzo el radar de Indra detectó a las pocas horas la nube de restos que la India generó al destruir uno de sus propios satélites Microsat-R.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje