menú responsive
ESPAÑA | Misiones
-/5 | 0 votos

Misin Mars 2020

El instrumento espaol MEDA, a pleno rendimiento en Marte

Equipo del CAB tras el aterrizaje de Perseverance. Foto: CAB.

Equipo del CAB tras el aterrizaje de Perseverance. Foto: CAB.

26/02/2021 | Madrid    0

Marta Blanco Snchez

El instrumento español MEDA, que aterrizó en Marte el pasado 18 de febrero, ya ha comenzado a funcionar. Esta estación medioambiental desarrollada por el Centro de Astrobiología (CAB CSIC-INTA) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) ha convertido a España al primer país que dispone de una red meteorológica en otro planeta con REMS (2012), Twins (2018) y MEDA (2021).

Hace ya una semana que Perseverance tocó el suelo rojo de Marte. Desde entonces, la NASA ha ofrecido un centenar de imágenes de altísima calidad, además del vídeo inédito del aterrizaje del rover en Marte. Todo esto es una pequeña muestra de lo potente que es el sistema que se ha enviado. Sus imágenes de altísima calidad, sus vídeos de 360º y la capacidad de captar el sonido ambiente de Marte están consolidando a Perseverance como el rover más potente de Marte.

Tras una semana y aún con la resaca del éxito, el investigador del CAB e investigador principal de MEDA, José Antonio Rodríguez Manfredi, ha sacado un valiosísimo tiempo para hablar con Infoespacial.com para contar cómo han sido los momentos previos al aterrizaje, cómo está funcionando MEDA y qué se espera de él en el futuro. “Todos los miembros del equipo afrontamos el aterrizaje con bastante nerviosismo e intensidad, y también con ilusión por todo lo que estamos viviendo ahora. No nos cabía la menor duda de que estábamos en las mejores manos, y la experiencia, los ensayos, las miles de horas de simulaciones que los miembros del equipo de JPL/NASA pusieron en el diseño de la etapa crítica maximizaron las opciones. Pero fue inevitable pensar en todo el esfuerzo de tantas personas e instituciones para llegar a ese punto, y eso nos llevó a esa intranquilidad”, explica Rodríguez sobre lo que sintieron en los momentos previos al aterrizaje de Perseverance.

"El camino ha sido duro y tremendamente exigente"

 

La misión Mars 2020 forma parte del programa de exploración de Marte de la NASA, y cuenta con instrumentos científicos y sistemas diseñados para caracterizar la geología y el entorno atmosférico de Marte y detectar señales de vida pasada en el planeta rojo. Uno de los siete instrumentos a bordo MEDA, una estación medioambiental que “se centrará en el estudio de la atmósfera a nivel de superficie, validar modelos atmosféricos globales, y analizar en detalle el polvo marciano”, explica Rodríguez a Infoespacial.com.

El viaje de Perseverance hasta Marte duró poco más de seis meses, pero para los científicos e ingenieros implicados en la misión “el camino ha sido duro y tremendamente exigente”, comenta Rodríguez. Desde julio de 2014, fecha en la que NASA hizo público los siete instrumentos seleccionados para conformar la carga útil científica, entre los que se encontraba nuestro instrumento MEDA, “el calendario para desarrollar el instrumento, calibrarlo e instalarlo en el vehículo no ha dado lugar a apenas margen ni error. Aunque pueda parecer mucho tiempo, cuatro años y medio (hasta la fecha de entrega) es muy poco tiempo para desarrollar un instrumento de esta complejidad”, explica Rodríguez Manfredi.

MEDA estudiará hasta las nubes de Marte

 

Con unos cinco kilogramos y medio de peso total, MEDA consta de siete sensores especialmente diseñados “para medir la dirección y velocidad del viento, la temperatura del suelo y del aire, la humedad relativa, la presión atmosférica, la radiación solar ultravioleta, infrarroja y visible, las propiedades del polvo en suspensión y, además, cuenta con una cámara para tomar imágenes del cielo marciano y estudiar las nubes”, detalla Rodríguez.

El principal objetivo de MEDA es la caracterización de la atmósfera marciana. Sus datos ayudarán a mejorar y refinar los modelos atmosféricos marcianos, lo que permitirá predecir el clima y será de gran valor para preparar futuras misiones tripuladas. También servirán para estudiar en profundidad el papel que juega el polvo marciano en los procesos químicos que tienen lugar en la superficie y en la atmósfera, y que afectan a la temperatura y al clima.

El encendido de MEDA se produjo a las 02:00 h de la madrugada y todo transcurrió con normalidad. Esa madrugada, los miembros del equipo contenían la respiración, mientras se enviaban desde Marte los primeros datos que confirmaban que todos los sensores de MEDA estaban sanos y salvos. Pero todavía queda una última actividad crítica para MEDA, “la criticidad de esta actividad proviene de que, para que ese despliegue ocurra, un dispositivo interno cortará por estrangulamiento el tornillo de fijación que lo mantiene plegado, y un resorte lo abrirá bruscamente. Toda esta secuencia de eventos, que dura menos de un segundo, puede generar importantes cargas que podrían dañar al sensor. Tras ese segundo de terror propio de MEDA quedará totalmente listo para contribuir a la exploración que Perseverance realizará durante los próximos años”, detalla Rodríguez.

La colaboración España-NASA fortalecida

 

La colaboración de España con la NASA no es de ahora. Existe una larga trayectoria de colaboración en la exploración de Marte, que comenzó en 2003 con la participación científica en las misiones Spirit y Opportunity y continuó con los instrumentos REMS en MSL/Curiosity y Twins en InSight. Esto “ha posibilitado un marco estable de colaboración científica y nivel tecnológico tremendamente competitivo”, explica Rodríguez.

Además de la contribución del instrumento MEDA, otros grupos españoles han desarrollado el patrón de calibración del instrumento franco-americano SuperCam y la antena de alta ganancia (HGAS), que permite la comunicación con el vehículo. “También es de reseñar la participación española a través de la operación del complejo de comunicaciones de Robledo de Chavela de la Red de Espacio Profundo de la NASA. A través de esta estación, junto a las otras dos hermanas de Canberra (Australia) y Goldstone (EEUU), es posible la comunicación diaria con los satélites y vehículos que están sobre la superficie marciana. Su papel es fundamental”, indica Rodríguez.

Hasta la fecha, la colaboración entre España y NASA ha dado importantes y fructíferos resultados, “que esperamos generen nuevas oportunidades a corto-medio plazo. Realmente, pienso que hay mucha capacidad de empuje y talento en España, talento que lamentablemente se pierde en busca de oportunidades y que es difícil de recuperar”, concluye Rodríguez Manfredi.

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje