menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Isidoro Ibáñez

Ingeniero Superior de Telecomunicación por la Universidad Pública de Navarra, con experiencia y conocimientos sobre industria espacial. Actualmente trabaja como ingeniero de AIV en la compañía Innovative Soultions in Space, con base en Delft (Países Bajos), un referente en el mundo de los CubeSat. Asegura que "trabajar con tecnología puntera y abordar problemas que nunca había visto antes es lo que hace a la industria espacial tan desafiante y estimulante".

 


 


¡Luces, cámaras y cubesats!

04/10/2017 | Madrid

Hace tiempo que vengo escribiendo e informando sobre la tecnología cubesat, sus orígenes, ventajas y posibilidades. A pesar de las últimas noticias al respecto, mucha gente todavía se pregunta si dicha tecnología está teniendo un impacto comercial real, o si se ha quedado limitada y confinada al ámbito científico-educativo.

Pues nada más lejos de la realidad. En la actualidad existen ya varias compañías, entre ellas algunas españolas, inmersas en la explotación de diferentes recursos que proveende una gran variedad de servicios gracias a esta revolución tecnológica dentro del mundo espacial.

En este artículo me gustaría mentar a algunas de ellas y en que están actualmente involucradas, con el fin dar al lector una visión actualizada del mundo cubesat. En función de estas aplicaciones de la tecnología cubesat, es posible distinguir a grandes rasgos tres categorías principales: Observación de la tierra (Earth Observation, EO), Sistemas de geolocalización y Comunicaciones. Nótese que la anterior categorización tiene un carácter simplista, por lo que claro está, dentro de cada una de las categorías se incluirán diferentes tipos de aplicaciones.

Por ejemplo, dentro de lo que hemos definido como EO podemos encontrar aplicaciones relativas a servicios como la meteorología, agricultura de precisión o diversos tipos de monitorización. En este sentido, dentro de dicha categoría, una de las compañías más conocidas, es la norteamericana Planet.

Planet cuenta con la flota de satélites más numerosa del mundo, con más de 200 en órbita, conocidos como Dove (paloma en inglés). Así, fueron uno de los mayores contribuyentes a la hora de romper el récord, en febrero de este mismo año, de satélites puestos en órbita en un solo lanzamiento (Lanzamiento del PSLV-C37). Además, a mediados del mes de julio de este año añadieron cuarenta y ocho unidades más a su constelación con el lanzamiento del cohete Soyuz 2.

Su flota de satélites actúa como un escáner del planeta, creando un flujo de datos único, debido a que proporcionan un conjunto de datos de toda la Tierra, completo y súper actualizado (More Data Points And More Often). Este tipo de tecnología sin duda ayudará a crear nuevas oportunidades y a resolver muchos de los desafíos que en la actualidad se están planteando.

En las aplicaciones de geolocalización, está claro que la tecnología cubesat puede ser clave, debido por ejemplo a sus ventajas para crear constelaciones.

Un caso podría ser el seguimiento de aeronaves. La vigilancia del tránsito aéreo en tierra está diseñada para trabajar alrededor de los aeropuertos y las zonas pobladas, pero se queda corta, o simplemente no existe sobre las áreas oceánicas o los polos. La cobertura basada en satélites está libre de esas limitaciones y es la única herramienta para rastrear de manera fiable aviones sobre océanos y regiones remotas, evitando así que se produzcan casos de vuelos desaparecidos como desafortunadamente ocurrió con las aeronaves de Air France (Flight 447) o el Malaysia Airlines (Flight 370).

En este segmento, y a pesar de que también se dedican a EO, hay dos empresas españolas que explotan el servicio de la geolocalización mediante el uso de cubesats. Una de ellas es Karten, con sede en el País Vasco y la otra Aistech, con sede en Cataluña.

En servicios de geolocalización mediante cubesats destaca la compañía norteamericana Spire, que también ha puesto el foco en los riesgos que los fenómenos meteorológicos extremos tienen tanto para empresas como para la vida de seres humanos. Su misión es muy interesante y consiste en una constelación de nanosatélites que usan tecnología GPS para mejorar la habilidad de las previsiones meteorológicas.

Por último, para hablar sobre constelaciones de nanosatélites en el uso de las comunicaciones (donde podríamos incluir el internet de las cosas (internet of things, IoT), destaca la empresa Sky and Space Global, SSG o SAS.

En este sentido, SSG/SAS está desarrollando un proyecto que consiste en el despliegue de una constelación de nanosatélites (aproximadamente 200 en la primera fase del proyecto), colocados en órbitas cuidadosamente seleccionadas, para proporcionar cobertura total alrededor del ecuador de la Tierra, creando una red de comunicación global para voz, datos y mensajería instantánea.

Dicho proyecto se encuentra actualmente en la fase de demostración, con sus tres precursores, conocidos como Diamonds, puestos en órbita este pasado junio, en el lanzamiento del PSLV-C38.

En mi opinión, los proyectos que están desarrollando todas estas empresas son solo el principio de una nueva era dentro de la industria cubesat.

Algunos escépticos dudaban de dicha tecnología, argumentando que “no es una tecnología fiable” o que “tiene pocas prestaciones y está limitada”. Sin embargo, la tecnología cubesat sigue avanzando con paso firme y muestra de ello es que ya se ha implantado dentro del mundo de las aplicaciones comerciales.

Es difícil no sorprenderse e ilusionarse a la vista de las noticias que se publican de manera recurrente acerca de nuevas ideas o potenciales aplicaciones que se pretenden desarrollar gracias al uso de cubesats.

¿Imaginar el futuro? Imposible, mejor inventarlo.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje