menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Elvira Prado Alegre

Doctora en derecho internacional público y especialista en derecho espacial del Instituto Iberoamericano de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial.


La no regulación sobre la explotación del espacio

09/04/2019 | Madrid

Con ocasión del 40 aniversario del Acuerdo que debe regir las actividades que realizan los Estados en la Luna y otros cuerpos celestes (1979), se ha celebrado el pasado lunes 1 de abril un interesante simposio en la Subcomisión de Asuntos Jurídicos de COPUOS, en Viena, con intervenciones de prestigiosos juristas del International Institute for Space Law (IISL) y del European Center for Space Law (ECSL) de la ESA.

¿Por qué se sigue debatiendo la conveniencia del Acuerdo?

En primer lugar porque no existe, en la actualidad, regulación alguna sobre la utilización y explotación de los recursos del espacio ultraterrestre más allá del marco jurídico que establece el Acuerdo de la Luna (al margen del trabajo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones- ITU- y la órbita geoestacionaria). Este vacío ha propiciado la aparición de regulaciones nacionales sobre esta cuestión por parte de algunos Estados, como Luxemburgo, o la creación de grupos de estudio independientes para configurar un marco jurídico apropiado como el Hague International Space Resources Governance Working Group, en Países Bajos.

En segundo lugar, porque aunque un sector de la doctrina pone en duda el efecto erga omnes de sus principios debido al escaso número de ratificaciones (18 Estados), resulta significativo recordar que el Acuerdo se aprobó por consenso en la Asamblea General de Naciones Unidas, tras nueve años de arduas negociaciones, formando parte del corpus iuris spatiales, o lo que es lo mismo, de los tratados internacionales que configuran el derecho espacial.

El Profesor Armel Kerrest (Francia) remarcó la importancia de analizar la experiencia de otras regulaciones como el Código de Minería que está elaborando la Autoridad Internacional para los Fondos Marinos Oceánicos. También se analizó el paralelismo con el Tratado Antártico y por último los aspectos positivos del Acuerdo de la Luna que mantienen vigente su relevancia, por parte del Prof. Steven Freeland (Australia), recordando que ofrece un marco jurídico internacional específico que no excluye ninguna modalidad de explotación, ya sea pública o privada, siempre que sea compatible con el principio de patrimonio común de la humanidad. Planteó, además, la posibilidad de crear una Alta Autoridad para la utilización y explotación de los recursos similar a la existente para los fondos marinos.

Una cuestión clave, que también se debatió durante la sesión, fue la conveniencia de que la futura regulación internacional se configure dentro de la única plataforma multilateral que existe a nivel mundial: La Comisión para la Utilización del Espacio Ultraterrestre con fines Pacíficos de las Naciones Unidas. Durante la sesión algunas delegaciones como México, Francia, Alemania, Brasil, Rusia, China, entre otras, incidieron en la necesidad de que un debate sobre una cuestión tan importante para el futuro de la Humanidad debe centrarse en de la Subcomisión de Asuntos Jurídicos de COPUOS. Precisamente en este sentido dos Estados, Bélgica y Grecia, han presentado una propuesta para la creación de un Grupo de Trabajo en la Subcomisión de Asuntos Jurídicos que analice esta cuestión y que esperamos cuente con el apoyo de un importante número de Estados.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje