menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Eugenio Fontán

Director General de Cooperación con el Estado y la Unión Europea de la Comunidad de Madrid


El centro del sector espacial español

02/03/2020 | Madrid

La Comunidad de Madrid (y an­tes de su constitución, la pro­vincia de Madrid) no ha sido un protagonista de relevancia en las primeras etapas de la industria­lización española. Por razones geográficas, las distancias hacia los yacimientos de materias pri­mas, la falta de un puerto ma­rítimo y la escasez de capital hicieron que nuestra región no resultase competitiva para los sectores industriales de corte convencional. Por este motivo, industrias como la química, la farmacéutica, los hidrocarburos o la metalurgia no han arraigado aquí. No obstante, las exigen­cias de los sectores industriales han ido pivotando de manera creciente hacia la provisión de productos y servicios orientados a la ingeniería y al conocimiento, y el valor añadido ha visto decre­cer su dependencia de las mate­rias primas convencionales y de su correspondiente logística de transporte pesado.

En la actualidad, la industria es cada vez más dependiente de las nuevas tecnologías, y éstas a su vez de tres factores fundamenta­les: el capital humano, las redes de comunicaciones y la interna­cionalización. Es una apertura a nuevos horizontes. Y preci­samente, la competitividad de nuestro sector industrial (a igual­dad de otros factores, como los costes energéticos, la regulación o la fiscalidad, que son mayori­tariamente responsabilidad de la Administracion General del Es­tado) encuentra su fortaleza en este cambio de paradigma. Por­que nuestra comunidad es una de las más potentes de España en estos tres pilares.

Tenemos un tejido educativo abierto, competitivo y de la más alta calidad en ciencias e inge­niería. Contamos con una región bien dotada de redes de comuni­caciones, tanto para la logística y el transporte como de telecomu­nicaciones, si bien éstas deben adaptarse a los nuevos estánda­res y dotarse de mayor capilari­dad. Por último, Madrid es un centro de excelencia de empre­sas líderes en ingeniería y tecno­logía y un centro de primer nivel para muchas multinacionales.

El tercer factor es la acción exte­rior. La búsqueda de oportunida­des a nivel europeo y, entre otras opciones, la participación en los grandes programas y proyectos europeos.

En particular, Madrid es una re­gión líder en varios sectores de la mayor importancia estratégi­ca, como las telecomunicacio­nes y la aeronáutica. En parte aprovechando como palancas de desarrollo los precedentes, la Comunidad de Madrid se ha convertido también en el centro del sector espacial español.

En Madrid se concentra más del 90% de la industria espa­cial española por facturación. Es la sede de dos operadores de primer nivel mundial: Hispasat en telecomunicaciones civiles e Hisdesat en las de defensa. Ambos, con programas de gran ambición. Por ejemplo, además de los proyectos nacionales, His­desat lidera el proyecto europeo Govsatcom, uno de los más im­portantes puestos en marcha por la EDA (Agencia Europea de De­fensa) dentro de su estrategia de defensa europea.

En Madrid tiene la Agencia Euro­pea del Espacio (ESA) el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC). ESAC aloja los Centros de Operaciones Científicas de las misiones de Astronomía y del sis­tema solar de la ESA, así como sus archivos científicos. Asimis­mo, en Cebreros (Ávila), junto a Madrid, la ESA tiene una esta­ción para el espacio profundo. La Comunidad ha puesto en mar­cha conjuntamente con la ESA el Esabic (Centro de Incubación de Empresas de la Agencia Espacial Europea) de Madrid para apoyar las ‘start-ups’ tecnológicas del sector del espacio.

Además, Madrid alberga el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de la NASA (Madrid Deep Space Com­munications Complex o MDSCC) situado en Robledo de Chave­la. Otro centro de referencia es el propio INTA, que aloja, entre otras instalaciones, el Centro de Astrobiología (financiado en par­te por la propia Administracion regional) y el nuevo centro de seguridad de Galileo.

En Madrid están varias de las uni­versidades más importantes de España en este sector, como la Universidad Complutense y la Autónoma de Madrid en cien­cias, y la Politécnica de Madrid y la Carlos III en ingeniería. La excelencia de estos centros per­mite al ecosistema industrial madrileño ser altamente compe­titivo en recursos humanos muy cualificados.

Otras iniciativas que colocan a nuestra región entres las líderes de Europa se encuentran a caba­llo entre la defensa, el espacio y las telecomunicaciones. Exceden de este artículo y se ven refle­jadas en otras contribuciones a este número especial.

Todo ello hace que Madrid pue­da ser considerada como una región aeroespacial de primer nivel en Europa. Pero los pro­gramas que sostienen este tipo de industria son siempre de ca­rácter multinacional y principal­mente europeos. Son muy pocos los grandes proyectos en estos sectores que pueden asumirse en solitario. Por eso, la participa­ción en los programas europeos se convierte en una estrategia clave.

La Administración regional pre­tende en esta legislatura que ahora comienza dar un nuevo impulso a esta participación de empresas y entidades de la re­gión en los programas europeos de gestión directa, y apoyarlas en su búsqueda de oportuni­dades de creación de sinergias con otros actores españoles y europeos.

La Dirección General de Coope­ración con el Estado y la Unión Europea afronta el reto de in­crementar significativamente esta participación en los pro­gramas europeos, para contri­buir a reforzar este importante ecosistema.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje