menú responsive
AMÉRICA | Servicios
-/5 | 0 votos

Ejército Popular

China ultima la construcción de su base espacial en el sur de Argentina

30/06/2016 | Madrid

China prevé finalizar en los próximos meses la construcción de una nueva estación rastreadora de telemetría y comando espacial en la Patagonia, Argentina, a 335 kilómetros al noroeste de la ciudad de Neuquén. Se trata de la primera estación de su tipo que la República Popular China construye fuera de su territorio y no estará operativa hasta 2017.

La construcción de esta base se ha hecho posible gracias a un acuerdo mantenido en 2014 entre los gobiernos de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente chino, Xi Jinping.

El proyecto supone un coste de 300 millones de dólares y se asienta sobre un terreno de 200 hectáreas cedidas al programa chino por un período de cincuenta años por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

Se prevé que la empresa china Launch and Tracking Control General (CLTC) finalice la construcción de una antena de 35 metros de diámetro y 110 toneladas de peso dirigida al espacio que se complementará con otra antena más pequeña de 13,5 metros. También se espera que este proyecto genere 1.500 puestos de trabajo argentinos (los técnicos son chinos).

El centro incluye facilidades para computación e ingeniería, alojamientos para técnicos y una planta independiente generadora de electricidad.

A cambio, la Conae obtendrá el beneficio de acceder al 10% del uso de la antena para el desarrollo de proyectos de investigación científica propios.

La construcción de la base no ha estado exenta de polémica y protestas por su posible uso militar y de espionaje. En respuesta, la Conae siempre ha defendido el proyecto de cooperación que hay con el país asiático.

El director de la Conae, Conrado Varotto, aseguró que “el acuerdo suscripto con China es similar al realizado con la Agencia Espacial Europea (ESA), por el cual se instaló en 2012 en Malargüe, Mendoza, una estación de apoyo a misiones de Exploración del Espacio Profundo (Deep Space). Nosotros al día de hoy no entendemos de dónde salió esa idea de que se habían firmado cosas que no eran públicas”.

La polémica viene dada por el hecho de que la empresa china Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), que se encargará del control del lugar, depende del Ejército Popular Chino. Sin embargo, en China todos los desarrollos científicos tecnológicos están dentro de un conglomerado que es para la defensa, algo que también sucede en países como Ecuador o Perú, donde las agencias espaciales dependen del Ministerio de Defensa. Todo ello no supone una implicación directa del desarrollo de un proyecto militar.

En el caso concreto de China, este convenio está bajo el amparo del acuerdo ante las Naciones Unidas de exploración pacífica del espacio.

Foto: Secretaria de Gestión Pública de Neuquén

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje