menú responsive
AMÉRICA | Satélites
-/5 | 0 votos

El satélite chileno lleva en órbita desde 2011

Chile lanzará en 2017 el sustituto del Fasat Charlie

15/02/2017 | Santiago de Chile

Andrea Planas

Durante este año, el Fasat Charlie, satélite en órbita desde 2011, iniciará el proceso de término de su vida útil, por lo que en 2015 se inició el proceso de análisis para un nuevo prototipo, que será enviado al espacio este año. Así lo aseguró el ministro de Defensa chileno, José Antonio Gómez, en 2015 durante una visita al Grupo de Operaciones Espaciales (GOE) de la Fuerza Aérea de Chile (FACh). El Fasat Charlie fue el primer instrumento orbital de alta resolución que Chile haya logrado colocar y operar con éxito.

De acuerdo a datos disponibles, el satélite chileno pesa unos 130 kilos, orbita la Tierra a unos 620 kilómetros de altura y cumple unas 180 tareas que se relacionan con la agricultura, la silvicultura, el ordenamiento territorial, mapeo de zonas urbanas, estudios de crecimiento y la dinámica poblacional.

Estas labores son utilizadas para medir la biomasa silvícola, catastros de bosques, protección de fronteras y la monitorización de grandes obras o de catástrofes. Además se cumple con algunas tareas de Defensa, que se mantienen en reserva.

La puesta en órbita del satélite Fasat Charlie marcó un importante hito en el desarrollo espacial chileno, siendo una herramienta de progreso para el país, ya que entrega información relevante en las áreas productivas y en la monitorización de la geografía y el territorio en general.

El satélite de observación chileno, a lo largo de estos cinco años de existencia, ha logrado captar 156.000 imágenes. A pesar de que su vida útil llegó a término, aseguran que no caerá a la atmósfera hasta que sus componentes fallen, ya sea la batería o su combustible.

Los satélites chilenos

Chile ha puesto en órbita tres satélites, sin embargo, sólo dos han logrado llevar a cabo la misión.

En el año 1995 se lanzó el Fasat-Alfa, un microsatélite que no logró desprenderse del satélite madre, el ucraniano Sich-1, por lo que continúa en el espacio pegado a él.

Tres años más tarde, se envió al espacio el Fasat-Bravo, que quedó inoperativo en 2001 y actualmente es chatarra espacial.

Si bien no se sabe la fecha o el nombre del satélite de reemplazo, el ministro aseguró que la decisión debía estar tomada antes de este año y que el año 2015 viajó a China para ver, entre otras cosas, el nuevo satélite de Chile, que tendría un coste de 130 millones de dólares. 

Foto: Fuerza Aérea de Chile

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje