menú responsive
AMÉRICA | Plataformas
-/5 | 0 votos

Entrevista Infoespacial

Diego Pazos, Telespazio: “La ESA ha invertido en un update tecnológico de Malargüe para mejorar su equipamiento”

11/05/2017 | Buenos Aires

Irene Valiente

En la provincia argentina de Mendoza se alza la estación de Malargüe, la más moderna y reciente de las tres con las que cuenta la Agencia Espacial Europea (ESA) en todo el mundo para conectar con el espacio profundo. Todas ellas cubren una conferencia de 360 grados alrededor de la tierra y conectan con satélites ubicados a dos millones de kilómetros de distancia. Malargüe fue imprescindible en hitos como el de la misión Rosetta en 2014, con la que se posó al robot Philae en un cometa, y hoy en día participa en algunas de las investigaciones europeas e internacionales más importantes.

En una entrevista con Infoespacial.com, el gerente de la línea de negocios de Telespazio, la firma que opera la estación, y coordinador de las actividades de la ESA en Argentina, Diego Pazos, habla sobre las previsiones para Malargüe ahora que la agencia ha anunciado que invertirá cuatro millones de euros con el fin de mejorar su equipamiento y prepararla para misiones esenciales como Euclid o BepiColombo.

¿Qué trabajo se realiza desde Malargüe?
Se inauguró en diciembre de 2012 y empezó a operar en enero de 2013. Desde entonces, es parte de la red Estrack de la ESA (dedicada al seguimiento de satélites), y una de sus tres estaciones deep space, junto con la de Cebreros (España) y Nueva Norcia (Australia). Con ellas se puede dar cobertura a cualquier punto del espacio, cualquier día, las 24 horas, y están ubicadas a 120 grados de distancia unas de otras. Está hecho así para poder mantener comunicación principal desde cualquier punto con sondas y satélites del sistema solar mediante sus antenas, que tienen 35 metros de diámetro.
Pertenece a la Agencia Espacial Europea pero esta tiene acuerdos de cooperación con varias agencias, así que a veces colaboramos en misiones de otros países, sobre todo, con la NASA y JAXA, la agencia espacial japonesa. 

¿Qué supone el anuncio de la ESA de invertir cuatro millones de euros en la estación? 
La ESA tiene muy claro cuáles son las próximas misiones que hay que soportar y esas presentan requerimientos técnicos que con la tecnología de hoy de Malargüe no se pueden cumplimentar. Por eso se ha invertido en un update tecnológico destinado a mejorar el equipamiento de banda base para poder transmitir mayor cantidad de información por segundo y aumentar también la capacidad de recepción de la estación. Además, incrementar el ancho de banda de operación requiere ir a frecuencias más altas. Por eso es necesario un equipamiento que le permita trabajar en otras bandas, como la Banda Ka, de aproximadamente unos 26 GHz de frecuencia de transmisión.

¿Qué misiones se realizan hoy en la estación? ¿Cuáles se inicarán tras esta inversión?
Malargüe soporta todas las misiones deep space de la ESA, como Gaia, LISA PathFinder, Mars Express y ExoMars, que va a dejar un nuevo satélite en órbita en Marte y va a enviar un rover, un vehículo no tripulado de exploración espacial, para hacer investigaciones científicas. En el futuro vamos a soportar misiones como Euclid, que realizará estudios de materia oscura; Solar Orbiter, que va a estudiar el sol; o BepiColombo, en Mercurio. Todas ellas presentan muchos requerimientos y desafíos técnicos y se van a lanzar en los próximos cinco años. La primera, BepiColombo, en 2018. 

¿En qué beneficia a Argentina la estación?
La Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales, la agencia gubernamental responsable del programa espacial de Argentina) es una especie de garante de lo que se hace aquí y puede usar el 10% del tiempo de la estación para sus propios proyectos de investigación del espacio. Es la contraprestación que le da la ESA a la Argentina al permitir la instalación. Además, la estación pone a Malargüe en el mapa. Cuando Philae llegó al cometa y la comunicación se estableció desde aquí fue un claro ejemplo de cómo se inserta en el mundo desde el punto de vista científico. Y económico, igual, todos los que trabajamos somos de una empresa argentina y estamos formados en Argentina, contamos con muchos proveedores en el país, etcétera.
El anuncio de la ESA ha servido también para que el presidente Mauricio Macri venga a conocer la estación esta semana. Es la primera vez que recibimos a un presidente y supone una gran oportunidad para que vea que la Argentina cumple un rol importante en ciencia.

Foto: El coordinador de las actividades de la ESA en Argentina, Diego Pazos, en Malargüe.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje