menú responsive
AMÉRICA | Satélites
-/5 | 0 votos

Inversión de 120 millones de dólares

Chile contará con tres satélites, siete microsatélites y una supercomputadora

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

13/10/2020 | Santiago    0

Óscar E. Aránguiz

El presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, anunció el desarrollo de un nuevo Sistema Nacional Satelital (Snsat), que tiene como objetivo materializar el Programa Espacial como aporte al desarrollo científico y tecnológico, de Defensa y de la sociedad civil.

Desde el Museo Nacional de Aeronáutica y del Espacio, el pasado sábado 10 de octubre el mandatario señaló: "En lugar de un satélite individual, anunciamos la puesta en marcha de un Sistema Nacional Satelital, que coordinará e integrará los esfuerzos del Ministerio de Defensa, la Fuerza Aérea de Chile (FACh) y el Ministerio de Ciencias, en beneficio de nuestra Defensa y Seguridad, la ciencia, nuestra economía, el enfrentamiento de catástrofes naturales, las operaciones de búsqueda y rescate, la protección de nuestros recursos naturales, el monitoreo del clima y la protección de nuestra naturaleza y medio ambiente".

Con la presencia de los ministros de Defensa, Mario Desbordes; Ciencia, Andrés Couve; Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y el comandante en jefe de la FACh, general del aire Arturo Merino, el presidente Piñera indicó que "las iniciativas que conforman el programa entregan una hoja de ruta para un desarrollo espacial realista que permitirá a Chile tener, en un plazo de diez años, capacidades satelitales propias y a la medida de las necesidades del país". El Snsat está integrado por una constelación de tres satélites, donde uno de ellos será construido en el país. Esta red satelital permitirá observar la Tierra y el territorio nacional bajo una amplia gama espectral de tecnología disponible en la actualidad.

Tendrá su centro de operaciones en la base aérea Cerrillos de la FACh, lugar donde se construirá próximamente una de las tres estaciones terrestres con que contará el sistema. Dentro sus ámbitos de acción, comprende la generación de información geoespacial a través de estaciones terrenas en el país, aplicaciones de uso público y un geoportal web. También contempla la fabricación de satélites desde la etapa del diseño, integración y certificación de nano y microsatélites.

Estos siete nano y microsatélites se producirán con participación del sector de Defensa, el mundo académico y la industria nacional, lo que ampliará el conocimiento nacional en materias espaciales y contribuirá al desarrollo tecnológico chileno. Se enfocarán, por ejemplo, en brindar alertas para el Sistema de Búsqueda y Rescate (SAR), así como la vigilancia y monitoreo marítimo.  

Junto con el proyecto del Sistema Nacional Satelital, se está avanzando en el modelo de gobernanza del sistema espacial que incorporará una nueva institucionalidad espacial que permita una coordinación e integración efectiva entre distintos servicios públicos, y la participación del mundo académico y el emprendimiento nacional en materias espaciales.

Asistencia israelí

 

El ministro de Defensa, Mario Desbordes, explicó a medios de prensa locales: "¿Qué va a reemplazar al Fasat-Charlie? Lo que se hizo fue una la licitación internacional donde se invitó a cerca de 50 empresas, de las cuales 38 retiraron las bases, más de diez hicieron propuestas, y cuatro quedaron en una lista corta final, donde se evaluaron cuatro áreas distintas". Las cuatro áreas son: laboratorio de fabricación de satélites, un centro de control de misión espacial, un centro de análisis y procesamiento de información y un centro de emprendimiento e innovación espacial.

El laboratorio de fabricación tendrá la capacidad de construir cuatro satélites de hasta 100 kilos de forma simultánea y se espera producir siete micro y nanosatélites de hasta 20 kilos (dos por año). En tanto las tres estaciones terrestres de control satelital estarán ubicadas en Santiago, Punta Arenas, y la de Antofagasta será móvil. "No solo serán satélites ópticos sino que ahora gracias al acceso de la red satelital se contará con tecnología infraroja, térmica, etc.", explicó el ministro.

Aunque no se detalló el nombre de la empresa ganadora de la licitación, desde un inicio estuvieron participando las israelíes Israel Aerospace Industries (IAI) e Imagesat International. "¿Cuándo tenemos el primer satélite? Ahí hay una primera buena noticia: La oferta ganadora contempla la posibilidad de que ellos, con un satélite que ya estaba en programa de ser puesto en órbita en los próximos meses, comparten con nosotros ese satélite en un 60/40. Luego viene el satélite nuestro, y vamos a empezar a trabajar una vez que se adjudique en eso. Pero ya tendríamos dentro de los próximos seis a 12 meses, para el uso nacional, este satélite que nos va a permitir usar el 60 por ciento".

Sumado a la transferencia tecnológica del consorcio israelí, "además va a ver un nuevo supercomputador para Chile que va a permitir un trabajo a unas velocidades inéditas, ya hay uno en la Universidad de Chile, ahora vamos a tener este otro que es parte del proyecto y va estar ahí en Cerrillos a disposición del mundo académico, de los investigadores, de la Fuerza Aérea y del Ministerio de Defensa", detalló Desbordes.

Detalle del proyecto


Según el Ministerio de Defensa Nacional, el Snsat considera nueve grandes hitos:

1.- En el plazo de un año aproximadamente un nuevo satélite reemplazará al Fasat-Charlie, el que ya cumplió su vida útil.
2.- Se fabricarán y pondrán en marcha otros dos satélites para conformar una constelación satelital. Una de las grandes novedades es que uno de estos satélites se construirá en Chile.
3.- La información autónoma que entregarán estos tres equipos se complementará con otras constelaciones satelitales, lo que permitirá contar con una mayor gama de imágenes, recibidas con mayor frecuencia y a un menor costo.
4.- Se habilitarán tres estaciones terrestres de control orbital en Santiago, Punta Arenas y Antofagasta. Esta última será móvil y se podrá desplazar hacia otras regiones de ser necesario.
5.- Se construirán siete microsatélites en Chile, en alianza con universidades, la industria nacional y el sector Defensa.
6.- Se creará un Laboratorio de Construcción de Satélites y de Desarrollo de Tecnologías Espaciales, abierto a universidades y sector privado, coordinado por los ministerios de Defensa y de Ciencias.
7.- Se crea un Centro Nacional Espacial y dentro de él operará un Centro de Procesamiento Avanzado de Data Geoespacial que contará con los computadores más avanzados del país.
8.- Se crea un geoportal web que permitrá el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles para dar acceso expedito al sector Defensa y civil.
9.- Se establece un modelo de gobernanza del sistema espacial chileno que incorporará una nueva institucionalidad que permita una coordinación e integración efectiva entre distintos servicios públicos y la participación activa del mundo académico y el emprendimiento nacional en materias espaciales.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje