menú responsive
AMÉRICA | Satélites
-/5 | 0 votos

Lanzamiento previsto para el 28 de febrero

India pondrá en órbita el satélite brasileño Amazonía-1 a finales de mes

Ilustración del satélite brasileño Amazonía-1. Foto: AEB

Ilustración del satélite brasileño Amazonía-1. Foto: AEB

11/02/2021 | Belo Horizonte    0

Roberto Valadares Caiafa

El primer satélite de observación de la Tierra diseñado, integrado, probado y operado por Brasil, el Amazonia-1, será lanzado el próximo 28 de febrero desde la base de lanzamiento de Sriharikota, en la India.

El Amazonia-1 irá al espacio en la 53º misión del programa de vehículos de lanzamiento de satélites polares de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO).

El satélite forma parte de la llamada Misión Amazónica, creada para proporcionar datos de teledetección para observar y vigilar la deforestación, especialmente en la región de la Amazonía.

La misión también vigilará la agricultura en todo el país con un alto índice de revisiones, buscando actuar en sinergia con los programas medioambientales existentes.

Este será el tercer satélite brasileño de teledetección en funcionamiento y se unirá a los que ya están en órbita, el CBERS-4 y CBERS-4A, desarrollados por Brasil en colaboración con China.

Características

 

El Amazonas-1 tiene seis kilómetros de cable y 14.000 conexiones eléctricas. Se trata de un satélite con órbita solar sincrónica (polar) que generará imágenes del planeta cada cinco días utilizando un generador de imágenes ópticas de gran visión (cámara con tres bandas de frecuencia en el espectro visible VIS y una banda de infrarrojo cercano o NIR), capaz de observar un rango de aproximadamente 850 km con 64 metros de resolución.

La Misión Amazónica emplea la Plataforma Multimisión - MMP, una plataforma de tamaño medio desarrollada por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) y otras industrias brasileñas en el marco del Programa Nacional de Actividades Espaciales (PNAE), coordinado por la Agencia Espacial Brasileña (AEB).

Amazonia-1 llevará un instrumento óptico llamado AWFI, que opera en la banda visible e infrarroja cercana y, debido a un acuerdo firmado entre el INPE, y el Rutherford Appleton Laboratory (RAL), también llevará a bordo la cámara inglesa Ralcam-3, con una resolución de 10 m, que complementará la imagen recogida por AWFI. La vida útil de Amazon-1 es de cuatro años.

La Misión Amazónica también tiene previsto lanzar otros dos satélites, el Amazonia-1B y el Amazonia-2.

Vehículo lanzador brasileño

 

La Misión Amazonia podría lanzar sus tres satélites en territorio brasileño, en el Centro Espacial de Alcântara, si el Programa Espacial Brasileño no hubiera fracasado en el desarrollo de un vehículo de lanzamiento nacional, llamado VLS, que explotó el 22 de agosto de 2003.

El incendio seguido de explosiones destruyó el cohete VLS-1 V03 en su plataforma de lanzamiento, matando a 21 técnicos civiles devastando toda la planificación de la Agencia Espacial Brasileña en los años siguientes, en relación con el lanzamiento de satélites domésticos, un mercado muy prometedor en la actualidad.

También se creó una versión reducida del lanzador VLS y se propuso el VLM-1, un vehículo de lanzamiento de microsatélites para órbita baja (LEO) o reentrada, con tres etapas.

Los tres sistemas de propulsión del VLM-1 están alimentados por propulsores sólidos, las dos primeras etapas están equipadas con el propulsor S50, con 12 toneladas de propulsor cada una, y una etapa orbital equipada con el propulsor S44, con aproximadamente 800 kg de propulsor.

El proyecto VLM-1 es un proyecto binacional, desarrollado entre el Instituto de Aeronáutica Espacial (IAE), organismo del Departamento de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (DCTA) y el DLR-Moraba, organismo perteneciente al Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

Esta asociación pretende mitigar los riesgos y compartir los costes relacionados con el desarrollo de un vehículo de lanzamiento.

Teniendo en cuenta el desafío tecnológico que representa el desarrollo del VLM-1, tanto para el IAE como para el DLR-Moraba, el camino adoptado fue la creación de un proyecto intermedio y estructurador, que sería técnicamente más sencillo y permitiría la calificación en vuelo de algunos de los principales sistemas del VLM-1.

Con ello, se creó el proyecto del vehículo VS-50, compuesto por dos etapas y capaz de realizar vuelos suborbitales y de reentrada atmosférica.

La filosofía de desarrollo adoptada para el VS-50 fue la de mantener la misma división del trabajo, ya existente entre el IAE y el DLR-Moraba, de forma que la configuración del VS-50 fuera lo más parecida posible a la del VLM-1, de manera que la primera etapa de ambos vehículos es prácticamente idéntica y la segunda etapa del VS-50 tiene la misma configuración que la tercera etapa del VLM-1.

Por lo tanto, todos los sistemas, subsistemas y componentes desarrollados para el VS-50 pueden utilizarse en el VLM-1, como el motor S50, el sistema de actuación de toberas móviles (TVA), las interfaces de separación, los sistemas de control de guiado y navegación, las redes eléctricas y pirotécnicas, el sistema de terminación y la telemetría de vuelo.

Además, el primer vuelo del VS-50 permitirá probar toda la infraestructura de lanzamiento y seguimiento del Centro de Lanzamiento de Alcântara (CLA) desde la Torre Móvil de Integración (TMI).

La planificación adoptada por el IAE y DLR-Moraba prevé dos lanzamientos del VS-50 y un lanzamiento del VLM-1 hasta la finalización del proyecto.

Ya se ha realizado y aprobado la Revisión Crítica del Diseño (CDR) de varios sistemas, y están en fase de fabricación de prototipos para las pruebas de cualificación y aceptación.

En el desarrollo y producción de los vehículos de lanzamiento se busca la creciente participación de la industria nacional para ampliar y consolidar la cadena productiva del sector espacial y las asociaciones internacionales.

Los sistemas en desarrollo para equipar los vehículos VS-50 y VLM-1, bajo responsabilidad brasileña, están siendo financiados con recursos provenientes de la Agencia Espacial Brasileña (AEB) y los sistemas en desarrollo, bajo responsabilidad alemana, están siendo financiados con recursos provenientes del DLR.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje