menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

En 2012 quiere tener diez operativos

China lanzó su octavo satélite del sistema de posicionamiento COMPASS

10/04/2011

(infoespacial.com) Pekín.- China lanzó al espacio ayer sábado a las 20:47 UTC su octavo satélite Beidou (“Brujula”), como parte de la construcción de la versión china del Sistema Global de Navegación por Satélite, COMPASS, informó la agencia oficial china de noticias Xinhua.

El orbitador, fue lanzado por un cohete portador Chang Zheng (Gran Marcha) 3A desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia de Sichuan (suroeste). Según fuentes del propio centro, este primer lanzamiento de un cohete chino en 2011 podría ser seguido en breve por un nuevo disparo de otro satélite Beidou II

El nuevo satélite pasará a formar parte de una red que tras su finalización estará compuesta por un total de 35 orbitadores, la cual permitirá a China ofrecer un servicio de navegación y posicionamiento global por satélite a usuarios de todo el mundo, a partir del año 2020, en competencia con el estadounidense GPS, y el ruso GLONASS.

COMPASS ha recibido un fuerte impulso tras el anuncio del XII Plan Quinquenal de China (2011-2015). Según Xinhua, el sistema Beidou II abarcará más de diez satélites para 2012 que cubrirán la zona de Asia y el Pacífico.

Desde los años 80

Beidou fue concebido a mediados de la década de los 80. A diferencia del GPS, que utiliza una gran red de satélites, la primera fase del sistema puesta en marcha – Beidou I- adoptó un método de posicionamiento satelital dual, a través del cual la estación en tierra envía señales de solicitud a los usuarios a través de dos satélites, y la terminal del usuario envía una respuesta que es posteriormente llevada a través de los dos satélites.

La posición bidimensional del usuario se deriva pues del uso de cálculos geométricos basados en el tiempo de desplazamiento de las señales y el posicionamiento de los satélites, trazado respecto a datos tridimensionales sobre el terreno, y la información enviada de vuelta al usuario.

Tras años de estudio y experimentación, los primeros dos satélites Beidou 1A y Beidou 1B fueron lanzados con éxito a la órbita geoestacionaria en 2000 y empezaron a ofrecer servicios de navegación y posicionamiento a partir de finales de 2001. El lanzamiento exitoso del satélite de apoyo en 2003, el Beidou 1C, completó Beidou I. El servicio fue abierto para uso civil en abril de 2004.

Poca precisión

Beidou es un ‘sistema activo’, ya que los usuarios deben emitir datos y no sólo recibirlos. “Un sistema activo tiene desventajas, ya que las medidas de apoyo electrónico, como los sistemas de radiolocalización, pueden tomar la señal y derivar la dirección y la posición de los usuarios”, indica una fuente interna de la industria aeroespacial china citada por Global Times.

“En un sistema pasivo como el de GPS, la terminal recibe señales de al menos tres o cuatro satélites en un lugar dado y deriva su posición en 3D por sí misma mediante la computación de la distancia hasta cada satélite”, añade el experto.

La fuente indica además que el sistema activo de Beidou no tiene la capacidad de estimar la velocidad, ya que la señal viaja durante al menos un segundo durante todo el proceso de posicionamiento. “Los vehículos aéreos pueden viajar durante varios cientos de metros en un segundo, lo cual resulta en errores de medición relativamente altos”, explica.

Sin embargo, Beidou permite a la estación en tierra controlar la posición de un usuario, algo que un sistema pasivo no puede hacer, según dicha fuente. Por ello, el sistema chino se ha venido utilizando para controlar la posición de los pesqueros chinos en el mar de la China Meridional, por ejemplo, según Lan Yun, experto marítimo y editor de ‘Modern Ships’.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje