menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Según la comisión internacional de investigación

El accidente de la Progress M-12M se debió a un “objeto extraño”

12/09/2011

(infoespacial.com) Moscú.- La comisión internacional encargada de investigar el accidente de la Soyuz-U, que causó la pérdida de la nave de carga Progress M-12M el pasado 24 de agosto, ha anunciado que la causa del accidente fue “un objeto extraño” en el interior de las conducciones que alimentaban el generador del motor RD-0110 de la tercera etapa (Bloque I), que se apagó prematuramente a los 325 segundos después del despegue.

La presencia del objeto, según la comisión, causó una disminución en el flujo de combustible y, como resultado, el motor fue incapaz de proporcionar el empuje adecuado. El sistema de control del Soyuz-U ordenó el apagado del RD-0110 unos 38 segundos después de su encendido y el cohete junto con la Progress se precipitó en Siberia.

Puesto que en principio se trata de un fallo puntual, no parece necesario aplicar medidas extraordinarias en la producción y montaje de los motores RD-0110 o de los cohetes Soyuz-U. Por supuesto, la empresa KBKhA, fabricante del motor, deberá aumentar la eficacia de los controles de calidad durante el proceso de fabricación y montaje, pero nada impide que los lanzamientos de Soyuz-U se reanuden como estaba previsto.

En todo caso, la comisión recomienda revisar los motores ya construidos para comprobar que no existe ninguna deficiencia. En función de los resultados de estos exámenes, la delegación decidirá si se trata de un fallo aleatorio o de un problema intrínseco asociado a la fabricación de estos motores.

A raíz del accidente surgieron dudas sobre el impacto que podría tener este revés en las operaciones de la Estación Espacial Internacional (ISS), ya que el motor RD-0110 también se usa en los cohetes Soyuz-FG, empleado para lanzar las naves tripuladas Soyuz TMA(M).

El próximo 8 de octubre tendrá lugar el lanzamiento desde Baikonur de un cohete Soyuz-2-1A con seis satélites Globalstar. Además, el 14 de octubre despegará un Soyuz-U con la Progress M-13M, aunque es posible que el lanzamiento de los Globalstar se retrase hasta después de esta misión. Por último, el 28 de octubre deberá poner rumbo a la ISS la Soyuz TMA-22.

Este ha sido el primer fallo de una misión destinada a la ISS, lo que pone de relieve el éxito de un proyecto que ha logrado encadenar más de 13 años de lanzamientos exitosos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje