menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

ENTREVISTA infoespacial.com

Stefano Bianchi, director del programa Vega: "Este cohete nos aporta autonomía europea para poner en órbita pequeños satélites"

31/01/2012

(infoespacial.com) Juan Pons, Kurú.- De Stefano Bianchi, director del programa del nuevo lanzador europeo Vega ponderan los técnicos y especialistas que han trabajado con que es una persona que genera presión a los equipos de trabajo, pero que transmite serenidad en los momentos difíciles.

“En el sector de la industria espacial, como en muchos aspectos de la vida, hay que saber estar tranquilo e irradiar serenidad. – comenta por su parte el ingeniero Bianchi-Si transmites tensión o indecisión, la gente lo percibe y no trabaja a gusto”.

Mientras espera, nervioso el primer lanzamiento, previsto para el jueves de la próxima semana, pero que hasta hoy no será definitivamente confirmado, resume en entrevista con infoespacial.com como entiende él la dirección del equipo que ha hecho posible este nuevo lanzador: “en el programa Vega tengo técnicos e ingenieros con mucha capacidad, y lo mejor que he podido hacer es dejarlos trabajar a su ritmo. A veces he tenido que orientarlos y corregirlos, pero siempre he depositado en ellos mi confianza”.

¿Por qué la ESA ha acometido el desarrollo de un pequeño lanzador como Vega?

¡Ojo! A Vega lo llamamos “el pequeño lanzador”, pero no es tan pequeño. Hay que tener en cuenta que mide más de 30 metros de altura y pesa más de 130 toneladas al despegue. Así es que de pequeño nada, aunque es el menor de una familia de lanzadores en que el hermano mayor es el Ariane 5, el mediano es el Soyuz 2 y, en breve, el recién nacido será Vega.

Sí, pero ¿cuál es la razón de Vega?

Pues por qué en Europa no tenemos lanzadores propios que puedan poner en órbita pequeños satélites científicos y de observación de la tierra y, hasta la fecha, los teníamos que comprar en Rusia. Pero hace diez años, la ESA decidió poner a punto un cohete de cuatro etapas concebido por ingenieros europeos y también fabricado con tecnología europea. Eso es Vega.

¿Todos los países miembros de la Agencia han contribuido al programa?

No. Vega no es un programa de suscripción obligatoria para los países miembros de la ESA. A la iniciativa se sumaron siete socios: Italia, que es el país que aporta la mayor contribución económica, junto con Francia, Bélgica Holanda, Suiza, Suecia y España.

¿Qué empresas españolas han participado en la puesta a punto de Vega?

Tengo que empezar por EADS CASA Espacio, que ha fabricado la estructura de la parte superior del cohete y el adaptador de carga útil. Astrium CRISA ha producido la aviónica y la integración eléctrica. Las antenas son españolas gracias a RYMSA. Y GTD ha trabajado en el software y en el segmento terreno.

¿Cuál es la cartera de pedidos que acumulan los futuros lanzamientos de Vega?

En estos momentos ya tenemos seis cargas útiles confirmadas. La mayoría son satélites científicos de la ESA ?LISA Pathfinder, Proba-Vegetation, IXV y Aeolus?, pero también tenemos satélites franceses, italianos e incluso españoles que quieren viajar a bordo de Vega.

Pero, eso sí, después de que el vuelo de calificación sea un éxito. Ese es el motivo por el que todo el mundo está interesado en los resultados de este primer vuelo.

¿De qué satélite español se trata?

No puedo decirlo, porque estamos en las conversaciones preliminares. Sólo puedo concretar que no pesa más de 1,5 toneladas.

Vega lleva nueve satélites en este primer vuelo ¿no son muchos?

Sí, pero siete de ellos son satélites que llamamos “de educación”. Se trata de pico satélites desarrollados por profesores y alumnos de universidades europeas. Todos ellos tienen forma de cubo, miden 10 centímetros de lado, pesan 1 kilogramo, los llamamos Cubesat, y van a llevar a cabo diferentes experimentos. Entre todos pesan 700 kilos.

¿Por qué hay tantos Cubesat en el vuelo inaugural?

Muy sencillo. Al tratarse de un vuelo de calificación, los fabricantes y operadores de satélites no quieren arriesgar sus costosas plataformas. Por eso, la ESA ha ofrecido a las universidades europeas la oportunidad de probar en vuelo sus mini satélites. En otras palabras, profesores y estudiantes pueden ver como su trabajo funciona en el espacio.

¿Algo así como que vean cumplido su sueño?

Exacto. Llevar un satélite a la órbita es como un gran sueño. Trabajar en un satélite y después verlo funcionar en el espacio es a lo que aspiramos todos los ingenieros espaciales. También pretendemos motivar y educar a las futuras generaciones, para que apuesten por el sector espacial.

Su responsabilidad en Vega es el fruto de sus 25 años de trabajo en la ESA ¿qué cometidos desempeño en la Agencia con anterioridad?

He tenido una especial vinculación con el desarrollo del lanzador pesado Ariane 5. Mi  labor fue la de jefe de proyecto de los booster, es decir, de los grandes aceleradores de propulsión sólida. Funcionan durante escasamente dos minutos, pero logran que las 800 toneladas del cohete alcancen una altura cercana a los 60 kilómetros.

Quedan pocos días para el despegue del primer Vega. Caso de ser un éxito, como todos deseamos ¿para cuándo está previsto el segundo vuelo que también deberán afrontar usted y su equipo?, ¿cuál es su calendario y su previsión?

¡Mi revisión es que, antes del siguiente vuelo me iré a Menorca a descansar! Esa será la primera cosa que voy a hacer… El segundo vuelo está programado para principios de 2013, y el segundo ejemplar de Vega llevará a bordo el satélite de observación de la tierra Proba-Vegetation de la ESA.

¿Qué le aporta Menorca a su vida personal, familiar y profesional?

La tranquilidad y los amigos de siempre. Menorca es una segunda patria y, cuando regreso a la isla, es como si me hubiera marchado tan sólo una hora antes. Disfrutar de la vida en Menorca es muy importante para mí.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje