menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Operaba en modo seguro desde agosto de 2011

La sonda Mars Express vuelve a funcionar a pleno rendimiento

15/02/2012

(infoespacial.com) Madrid.- Los esfuerzos por volver a poner en marcha la SSMM de la Mars Express ya casi han concluido y la sonda que explora el planeta rojo vuelve a estar operativa al cien por cien, según ha informado el miércoles 15 de febrero la Agencia Espacial Europea (ESA).

Mars Express ha estado funcionando en modo seguro desde mediados de agosto de 2011 cuando un fallo en la SSMM (Solid-State Mass Memory) -encargada de almacenar los datos obtenidos por los instrumentos científicos, los que indican el estado de los subsistemas de la nave antes de su transmisión a la Tierra, y los comandos recibidos desde las estaciones de transmisión terrestres a la espera de ejecución- provocó que se activara automáticamente dicha función con el fin de evitar riesgos mayores tanto para la nave como para los instrumentos que alberga.

No obstante, desde finales de verano, los científicos de la ESA han trabajado en el diseño, elaboración y validación de un nuevo método para operar la sonda que permita poder mitigar los efectos de cualquier posible fallo del sistema de almacenamiento de datos internos que pueda volver a surgir. Con este nuevo método, en caso de error, el modo seguro no se activará por defecto.

File Activities on Short Timeline (FAST) es el nombre con el que ha sido bautizado este nuevo sistema de control que permite una más rápida recuperación de las operaciones básicas de la sonda y no malgastar propulsores sin necesidad. Un sistema que ha conseguido evitar que la nave que explora territorio marciano haya vuelto a entrar en modo seguro a pesar de las cuatro anomalías que han vuelto a afectarle hasta la fecha. Según confirma la ESA estos errores tan solo han tenido un "impacto menor" sobre Mars Express.

Rediseñar por completo el sistema de control de la esta nave de exploración ha supuesto un enorme esfuerzo para el equipo del Centro Espacial de Operaciones Europeas (ESOC), quienes han sido asistidos por sus colegas del Centro Espacial de Astronomía Europeo (ESAC), expertos de la ESA, personalidades de la industria privada y otros Pi-Teams.

En opinión de la ESA a pesar de "lo 'express' de la Marss Express" lo sucedido pone de manifiesto la calidad y flexibilidad de la nave que, a pesar de los problemas inprevistos, ha sido capcaz reanudar completamente su actividad. Así, tras superar el tropiezo con la SSMM, la sonda vuelve a funcionar al cien por cien sin que su capacidad operativa ni el tiempo de vida de la misión se hayan visto afectados.

Curiosity continúa su viaje a Marte

Mientras Mars Express continúa analizando el planeta rojo, el vehículo Curiosity de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) continúa su camino hacia el. A bordo de la misión, que se espera toque tierra el 6 de agosto de 2012, viaja el instrumento REMS, cuya construcción ha liderado el Centro de Astrobiología (CAB) del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

El instrumento REMS (Rover Environmental Monitoring Station), cuyo objetivo es monitorizar las condiciones ambientales sobre la superficie de Marte, está formada por un conjunto de instrumentos que registrarán, al nivel de la superficie del planeta, la temperatura del aire, la presión, la humedad relativa, la temperatura del suelo, la velocidad y dirección del viento y la radiación ultravioleta.

Según informó infoespacial, Curiosity cuenta con diez instrumentos principales, entre ellos una Mastcam (Mast Camera), con dos cámaras independientes capaces de grabar vídeo de alta definición con diez imágenes por segundo; un ChemCam (Chemistry and Camera), un láser infrarrojo capaz de vaporizar rocas a siete metros de distancia; un Mahli (MArs Hands Lens Imager), un microscopio geológico para estudiar las rocas marcianas en detalle.

El coste de la misión no debía haber alcanzado los 650 millones de dólares, pero la enorme complejidad del vehículo dispararon la factura hasta límites insospechados. En un principio, estaba previsto que el vehículo despegase rumbo a Marte en septiembre de 2009, pero ese año la NASA decidió aplazar la misión hasta noviembre de 2011, debido al retraso acumulado por varios elementos. Todo ello, supuso un gasto adicional de 400 millones de dólares, por lo que el coste total del Curiosity ronda ahora los 2500 millones.

Fotografía: Wikimedia Commons

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje