menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El prototipo saldrá en 2020

Thales desarrolla el StratoBus: mitad dirigible, mitad satélite

22/04/2014

(Infoespacial) Madrid.- La empresa espacial Thales Alenia Space está desarrollando un innovador concepto de vehículo a medio camino entre el drone (aeronave no tripulada) y el satélite: el StratoBus.

El proyecto, donde colaboran otras compañías como Airbus Defence and Space, Zodiac Marine y CEA-Liten, tiene una amplia gama de misiones: desde las telecomunicaciones a la navegación pasando por la observación de la Tierra y la seguridad. El primer prototipo está previsto que esté listo en 2020.

Según el portavoz de Thales, Tarik Lahlou, el StratoBus será capaz de transportar cargas de hasta 200 kilos de peso y mantenerlas durante sus cinco años de vida útil a 20.000 metros de altitud, esto es, en la parte baja de la estratosfera. Su órbita será geostacionaria.

Para Thales estas aeronaves tendrán una serie de innovaciones tecnológicas destinadas a asegurarse que capta los rayos solares en todas las estaciones del año, para que así funcione su sistema de generación de energía, constituido por unos paneles acoplados a un sistema de amplificación de potencia. El sistema se completa con una pila de combustible reversible ultraligera, que almacenará la energía generada.

Según el vídeo promocional del proyecto, los rayos de luz del Sol entrarán en el globo de la aeronave a través de una sección transparente de su cubierta y, a continuación, se reflejarán en un espejo interno concentrador y en una serie de paneles solares. Esa sección  permanecerá siempre alineada con el Sol, por lo que el dirigible tendrá que girar independientemente del resto del vehículo.

A primera vista, el diseño se asemeja bastante al proyecto Loon, financiado por Google, que pretende mejorar la conexión de banda ancha de Internet en las áreas más remotas lanzando globos a la estratosfera. También recuerda al dirigible HALE-D de Lockheed Martin, al avión 'satélite atmosférico’ Solara de la firma Titan Aerospace o a los globos estratosféricos de la compañía alemana Stratxx.

"La gran ventaja de StratoBus es que este dirigible ofrece una resistencia prolongada y una autonomía completa desde una posición fija en el espacio, a diferencia de los globos de gran altitud en Loon, que se moverán alrededor de la Tierra y ofrecerán una autonomía limitada", afirman en Thales.

La plataforma estará construida con fibra de carbono ultraligera y resistente a los rayos ultravioleta; medirá entre 70 y 100 metros de largo y entre 20 a 30 metros de diámetro, según la revista de tecnología Gizmag.

Para Thales Alenia estas aeronaves tendrán una serie de innovaciones tecnológicas, sobre todo destinadas a asegurarse de que capta los rayos del sol en todas las estaciones del año, para que así funcione su sistema de generación de energía, constituido por unos paneles solares acoplados a un sistema de amplificación de potencia solar, y completado por una pila de combustible reversible ultraligera, que almacenará la energía generada.

Según Gizmag, la pila de combustible estará situada en la "barquilla" de la parte inferior junto con un electrolizador alimentado por energía solar, destinado a obtener hidrógeno a partir de un suministro de agua situado a bordo, además de diversos aparatos electrónicos y de comunicaciones.

En función del tipo de misión, al StratoBus se le acoplarán diferentes barquillas intercambiables.

La seguridad energética del ingenio será fundamental, dado que esta plataforma requerirá una entrada continua y considerable de energía para compensar el empuje del viento.

"Dos potentes motores eléctricos se encargarán de ajustar automáticamente su potencia de salida eléctrica en función de la velocidad del viento estratosférico, que puede llegar a esas altitudes hasta los 90 kilómetros por hora", afirman en Thales Alenia, citado por la agencia Efe.

Según el responsable de Thales, el StratoBus cubrirá una amplia gama de aplicaciones que incluyen desde la vigilancia de fronteras y mares, el impulso del sistema global para las comunicaciones móviles o red de GSM de cara a los eventos públicos hasta el aumento de la capacidad de la tecnología de posicionamiento geográfico GPS en las zonas de tráfico más denso.

Para algunos observadores, la posibilidad de obtener  prestaciones similares a las de un satélite sin soportar los costos de su lanzamiento, y el hecho de que solo requiera una estación en tierra básica para su control y seguimiento supondrán un gran ahorro y convertirán al StratoBus en una  alternativa a los satélites actuales.

"Los satélites pueden ser muy útiles para las comunicaciones, la navegación y otras aplicaciones, pero son muy caros de construir y de lanzar y, una vez que están en órbita, no se pueden volver a utilizar", señala Ben Coxworth, de Gizmag.

Foto: Thales Alenia Space

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje