menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Será el heredero del Hubble

El Telescopio James Webb tendrá un parasol del tamaño de una pista de tenis

01/09/2014

(infoespacial.com) Madrid.- Un gran parasol protegerá al Telescopio Espacial James Web (JWST) -que está en construcción y será el heredero del Telescopio Espacial Hubble- de la radiación solar a la que estará expuesto cuando se encuentre en órbita, dejando pasar menos de una millonésima parte de los rayos de Sol.

Se trata del componente de mayor tamaño de este observatorio espacial, que, aunque tendrá la misma longitud que una pista de tenis, es “un elemento increíblemente ligero” compuesto por cinco membranas ultra finas que se separarán y adoptarán una configuración muy específica cuando se encuentren en el espacio, destacó la Agencia Espacial Europea (ESA) en un comunicado que recoge la agencia Efe.

El parasol, con forma de cometa, permitirá el funcionamiento de los instrumentos del telescopio, que necesitarán trabajar a temperaturas muy bajas, compatibles con las observaciones en la banda del infrarrojo.

Durante el lanzamiento del JWST, la enorme lámina permanecerá doblada como un paraguas y, una vez desplegado, protegerá la cara ‘fría’ del telescopio en la que se encuentran los instrumentos infrarrojos de alta sensibilidad que forman el Módulo Integrado de Instrumentos Científicos (ISIM).

Este mecanismo ofrecerá una “protección extrema” que permitirá mantener un entorno térmicamente estable a una temperatura de -233 grados centígrados.

“El diseño del parasol hace posible alcanzar temperaturas tan bajas de forma pasiva, radiando el exceso de calor hacia el espacio sin necesidad de ningún sistema de refrigeración”, apunta el comunicado.

El Instrumento para el Infrarrojo Medio (MIRI) es la única herramienta dentro del telescopio que está equipada con un sistema criogénico para mantener su temperatura. El resto de sistemas electrónicos, instalados en la cara ‘caliente’, pueden operar a temperatura ambiente gracias a una barrera térmica.

El predecesor de JWST, el Hubble, dispone de una visera que protege a sus instrumentos de la luz no deseada; en este caso, es el parasol el que debe garantizar que el telescopio opera en el punto óptimo para las observaciones de las galaxias.

El JWST es un ambicioso proyecto de colaboración internacional en el que participan la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense y que se convertirá en el observatorio espacial más potente jamás construido hasta la fecha.

Foto: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje