menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Lo probará de nuevo en febrero

SpaceX no consigue por poco que aterrice el cohete reutilizable Falcon 9

12/01/2015

(infoespacial.com) Washington.- El cohete Falcon 9 de SpaceX, que despegó el pasado sábado 10 de enero para entregar el módulo de carga Dragon a la Estación Espacial Internacional (ISS), no logró por poco aterrizar en una plataforma móvil emplazada en el Océano Atlántico, según admitió la compañía.

“El cohete llegó hasta el puerto espacial marítimo, pero aterrizó con fuerza. Cerca, pero no lo suficiente”, declaró Elon Musk, fundador y director ejecutivo de la empresa.

El propulsor se quedó sin fluido hidráulico para que operaran sus patas orientables, escribió más tarde Musk. "El próximo vuelo ya cuenta con un 50 por ciento más de fluido hidráulico, por lo que hay mucho margen para el intento de aterrizaje del próximo mes", agregó.

Space Exploration Technologies, nombre oficial de la compañía, ha estado trabajando en el desarrollo de un cohete que puede ser fácilmente reformado y reutilizado, lo que ayudaría potencialmente a recortar los costes de lanzamiento.

La NASA solía recuperar y reutilizar los dos grandes cohetes propulsores de combustible sólido del Shuttle, que amerizaban en el océano gracias un sistema de paracaídas. La recuperación y rehabilitación, sin embargo, eran costosas y largas.

La idea de SpaceX es que sus cohetes regresen a la base de lanzamiento y aterricen mediante unos dispositivos. La prueba del sábado fue la primera y se realizó lejos de áreas pobladas, en una plataforma situada a 320 kilómetros de las costas de Florida.

Además de cuatro patas de aterrizaje, el cohete estaba equipado con cuatro aletas de rejilla que debía estabilizarle durante su descenso.

"Las aletas de rejilla trabajaron muy bien de la velocidad hipersónica a la subsónica, pero se quedaron sin derecho fluido hidráulico antes de aterrizar", dijo Musk.

El cohete despegó desde Cabo Cañaveral en Florida con la cápsula Dragon cargada con más de 2.300 kilos de alimentos, suministros y equipamiento, incluyendo un instrumento para medir las nubes y los aerosoles en la atmósfera de la Tierra.

SpaceX es una de las dos empresas contratadas por la NASA para volar carga hasta la ISS tras la jubilación de los transbordadores espaciales tipo Shuttle en 2011.

La segunda empresa, Orbital Sciences Corp., tuvo un serio contratiempo en octubre de 2014 pues su cohete Antares explotó minutos después del despegue.

El lanzamiento del sábado fue el quinto de las 12 misiones de reabastecimiento de la ISS planificadas por SpaceX en virtud de un contrato con la NASA valorado en 1.600 millones de dólares.

Foto: Reuters

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje