menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Una herramienta con más de 10.000 años

La ESA estudia el uso de redes de pesca para atrapar satélites

24/03/2015

La Agencia Espacial de Europa (ESA, por sus siglas en inglés) estudia el uso de redes para “pescar” satélites abandonados. La ESA está en pleno desarrollo del sistema, para lo que está realizando pruebas a bordo de un avión que describe arcos parabólicos con el fin de crear breves periodos de microgravedad que permitan a los técnicos estudiar el comportamiento de las redes. El ingeniero de la ESA Kjetil Wormnes explicó ayer que las pruebas consisten básicamente en lanzar “redes desplegables con un sistema de aire comprimido hacia una maqueta a escala de un satélite”.

En principio, y según reconoció la propia ESA, “una de las tecnologías más antiguas de la humanidad, la modesta red de pesca, podría encontrar una nueva aplicación en el espacio”. El estudio está siendo realizado para la ESA por la empresa SKA Polska. En las investigaciones también participan la italiana STAM y la polaca OptiNav.

Wormnes relató cómo durante los dos días que duraron las pruebas “logramos lanzar con éxito 20 redes a distintas velocidades durante las 21 parábolas de microgravedad”. Según desveló el ingeniero, “las redes iban dobladas dentro de cajas de papel y tenían pequeñas masas en cada esquina para facilitar la captura del satélite”. El problema, o la buena noticia, según se mire, es que el sistema fue tan efectivo y atrapó tan concienzudamente al satélite de pega que “tuvimos que utilizar un cuchillo para liberar la maqueta y prepararla para un nuevo ensayo”.

Microgravedad inducida

El avión escogido para realizar las pruebas fue un Falcon 20. El sistema es sencillo, el aparato permanece 20 segundos en caída libre, lo que cancela los efectos de esta aceleración en el interior de la aeronave. En ese lapso se efectúan todas las pruebas, que son grabadas con cuatro cámaras HD de alta velocidad para poder estudiar después el comportamiento de la red. Según Wormnes, “el objetivo era validar una herramienta de simulación que acabamos de desarrollar para diseñar las redes que harían falta en una misión real para retirar fragmentos de basura espacial de forma activa”.

Una curiosidad del proyecto es que las redes fueron pintadas de diferentes colores para estudiar su comportamiento según fueran de un material o de otro. Las primeras investigaciones apuntan a que las redes de hilo, al ser más ligeras, se comportan mejor que las de tejido

Estos estudios buscan dotar de una metodología factible a la misión e.DeOrbit de la ESA, que intentará atrapar un fragmento de basura espacial en el año 2021. Esta misión forma parte de la iniciativa CleanSpace de la ESA para limpiar el espacio de basura. Los competidores de la red, por ahora, son un brazo mecánico, un arpón y un haz de iones.

Es de recordar que la red de pesca más antigua conocida tiene una antigüedad de 10.300 años. “La principal ventaja de utilizar una red”, explicó Wormnes, “es que se puede adaptar a una gran variedad de objetivos”.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje