menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Kepler-425b tiene un tamaño y orbita similar a nuestro planeta

El telescopio Kepler descubre el planeta más parecido a la Tierra

24/07/2015 | Washington

El telescopio espacial Kepler de la NASA ha descubierto el primer planeta con un tamaño similar a la Tierra en una “zona habitable” alrededor de una estrella similar al Sol. Este descubrimiento y el avistamiento de otros 11 pequeños planetas en zonas habitables marcan un hito en el camino hacia la búsqueda de una nueva Tierra.

La NASA explicó este jueves que Kepler-452b es el planeta más pequeño descubierto hasta la fecha, orbitando en una zona habitable alrededor de una estrella tipo G2, como el Sol. Este planeta estaría en un área en la que la temperatura es la adecuada para la presencia de agua en estado líquido sobre la superficie. La aparición de Kepler-452b eleva el número total de planetas confirmados hasta 1030.

El científico de la NASA, John Grunsfeld, aseguró que este “apasionante descubrimiento representa un paso más en la búsqueda de una Tierra 2.0”. “Kepler ha encontrado un planeta y la estrella que más se asemejan a la Tierra y al Sol”, destacó.  

El diámetro de Kepler-452b es un 60 por ciento más grande que el de la Tierra. Su masa y composición no han sido aún determinadas, pero investigaciones anteriores sugieren que los planetas de este tamaño tienen altas probabilidades de ser rocosos.

La órbita de este planeta es solo un cinco por ciento más prolongada que la de la Tierra. Un año tiene 385 días. Además, Kepler-452b está un cinco por ciento más lejos de su estrella que nuestro planeta del Sol. Esta estrella tiene 6.000 millones de años, 1.500 millones más que el Sol, y tiene la misma temperatura, aunque es un 20 por ciento más brillante y tiene un diámetro un 10 por ciento más grande.

El gran problema es que el planeta Kepler-425b se sitúa a 1.400 años luz de la Tierra, en la constelación Cygnus, una distancia que hoy es inalcanzable para el ser humano.

Jon Jenkins, líder del equipo que descubrió este planeta y analista de datos en el Centro de Investigación Ames de la NASA, afirmó que “podemos considerar a Kepler-452b como un primo más grande y un poco mayor, lo que nos da la oportunidad de entender y reflexionar sobre el entorno evolutivo de la Tierra”. En este sentido, añadió que “es impresionante que este planeta haya pasado 6.000 millones de años en una zona habitable de una estrella”.

Foto: NASA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje