menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

La sonda despegó en diciembre de 2013

Gaia cumple un año de observaciones científicas

27/08/2015 | Madrid

La misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) para censar mil millones de estrellas, cumplió el pasado 21 de agosto su primer año de observaciones científicas.

La sonda espacial Gaia despegó el 19 de diciembre de 2013 y, después de seis meses de puesta en servicio, comenzó sus operaciones científicas rutinarias el 25 de julio de 2014. Este satélite se encuentra en órbita alrededor del segundo punto de Lagrange del sistema Sol-Tierra, L2, a 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta.

Gaia gira sobre su propio eje para realizar un barrido circular del firmamento y así observar estrellas y otros objetos astronómicos. Al medir de forma repetitiva la posición de las estrellas con un nivel de precisión extremo, la sonda es capaz de calcular sus distancias y desplazamientos a través de la Vía Láctea.

Durante los primeros 28 días de misión, el satélite operó en un modo especial de escaneado que recorría círculos máximos en el firmamento, incluyendo siempre los polos de la eclíptica. Esto permitía observar las estrellas de esas regiones un gran número de veces, generando el conjunto de datos necesario para llevar a cabo la calibración inicial de Gaia.

Al terminar esta fase, el 21 de agosto de 2014, Gaia comenzó sus operaciones rutinarias siguiendo una ley de escaneado diseñada para obtener la mejor cobertura posible de todo el firmamento. Desde el comienzo de esta fase rutinaria, el satélite ha registrado 272.000 millones de medidas astrométricas o de posición, 54.400 millones de medidas fotométricas o de brillo y 5.400 millones de espectros.

Este último año, el equipo de la misión ha estado muy ocupado procesando y analizando todos estos datos para preparar los principales productos científicos de la misión, que consistirán en enormes catálogos públicos con la posición, distancia, desplazamiento y otras propiedades de más de mil millones de estrellas.

Debido al gran volumen de atos y a su compleja naturaleza, esta tarea está siendo realizada por un equipo de científicos, expertos y desarrolladores de software repartidos por toda Europa, bajo el Consorcio para el Procesado y el Análisis de los Datos de Gaia (DPAC).

“Los últimos doce meses han sido muy intensos, pero ya dominamos los datos de Gaia y estamos impacientes por seguir recibiéndolos a lo largo de los próximos cuatro años de operaciones nominales”, explica Timo Prusti, científico del proyecto Gaia.

Foto: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje