menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Sonda MRO

La NASA halla nuevas pruebas de agua líquida en Marte

29/09/2015 | Washington

La sonda Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA (MRO), lanzada en 2005, ha realizado un sorprendente hallazgo en Marte que demuestra la existencia de agua líquida sobre la superficie del planeta rojo. Las imágenes aéreas tomadas por el orbitador confirman corrientes estacionales de agua en zonas concretas de la agreste corteza marciana.

Este descubrimiento supone un espaldarazo para aquellos que defiende que Marte albergó condiciones de vida similares a la Tierra en un tiempo no muy lejano y abre la puerta a la búsqueda de vida en el planeta rojo. Los científicos aseguran que el análisis de las imágenes de MRO muestran que los surcos lineales (RSL) oscuros en las laderas de los cráteres en la estaciones cálidas son cauces de agua salada que fluye por la superficie.

El espectrómetro de imágenes de MRO ha detectado minerales hidratados en las laderas donde surgen estas líneas oscuras. Estas vetas fluyen ladera abajo en las estaciones cálidas y se desvanecen con la llegada de las estaciones más frias. Las corrientes de agua brotan en distintos lugares del planeta rojo cuando las temperaturas están por encima de -23 grados Celsius.

Los principales hallazgos de esta investigación aparecen publicados en la revista científica Nature Geoscience. Por su parte, el astronauta y administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, John Grunsfeld aseguró que “este es un avance significativo que parece confirmar que el agua, aunque salobre, fluye hoy en la superficie de Marte”.

Las observaciones del espectrómetro muestran sales hidratadas en múltiples lugares RSL. Para los investigadores estas sales hidratadas son probablemente una mezcla de perclorato de magnesio, clorato de magnesio y perclorato de sodio. Algunos percloratos se han demostrado capaces de retener líquidos durante la congelación, incluso cuando la temperatura está por debajo de -70 grados Celsius. En la Tierra, los percloratos producidos naturalmente se concentran principalmente en los desiertos y algunos tipos se pueden utilizar como propulsores de cohetes.

El trabajo se ha centrado en los cráteres Palikir, Hale y Horowitz y el Coprates Chasma, todos en el hemisferio sur del planeta, en zonas muy áridas.  Los científicos aún no conocen el origen de esos surcos de agua pero especulan con la posibilidad de que el agua proceda de capas subterráneas y brote al exterior con la llegada del verano. Otra teoría defiende que procede del vapor de agua generado por la atmósfera de Marte.

Foto: NASA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje