menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

NASA

La misión MAVEN descubre que el viento solar hace imposible la vida en Marte

09/11/2015 | Washington

La sonda de la misión MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution), que orbita Marte desde 2014, ha descubierto que el viento y las tormentas solares han desempeñado un papel clave en la transición de un clima marciano templado, cálido y húmedo, capaz de albergar vida en la superficie, hasta el planeta árido y frío de hoy en día.  

A partir de los datos facilitados por la sonda de la NASA, los investigadores han determinado la velocidad a la que la atmósfera de Marte está perdiendo gases en el espacio en su constante ‘pelea’ con el viento solar.  Los resultados revelan que la erosión de la atmósfera del planeta rojo aumenta significativamente durante las tormentas solares.

Uno de los miembros de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington, John Grunsfeld, explicó que “Marte parece haber tenido una gruesa atmósfera lo suficientemente caliente como para albergar agua líquida, un ingrediente clave y medio para la vida tal como la conocemos actualmente”. En este sentido, añadió que “comprender lo que paso en la atmósfera de Marte contribuirá a conocer la dinámica y evolución de cualquier atmósfera planetaria”.

Las mediciones de MAVEN indican que el viento solar ‘arranca’ gases de la atmósfera marciana a una velocidad aproximada de 100 gramos cada segundo. El investigador principal de la misión, Bruce Jakosky, afirmó que la erosión de la atmósfera “aumenta significativamente durante las tormentas solares, por lo que creemos que la tasa de pérdida fue mucho más alta miles de millones de años atrás, cuando el Sol era joven y más activo”.  

La sonda también ha detectado que una serie de tormentas solares golpeó la atmósfera de Marte en marzo de 2015, lo que aceleró el proceso. La mezcla de grandes tasas de pérdida y el aumento de las tormentas solares en el pasado sugiere que el desgaste de la atmósfera afecto en el cambio del clima marciano.

Tormenta en marzo

El objetivo principal de la misión es estudiar la atmósfera marciana y averiguar cuál fue exactamente el proceso que convirtió a Marte en el gélido desierto que es en la actualidad.

El pasado mes de marzo, los instrumentos de MAVEN tuvieron la suerte de captar en directo la reacción de la atmósfera marciana a una eyección de masa coronal del Sol. Es la primera vez que se pueden estudiar directamente en el planeta rojo los efectos de una tormenta solar sobre su atmósfera.

El fenómeno fue tan potente, que generó flujos magnéticos de 5.000 kilómetros de longitud. Se produjo un flujo de iones (partículas cargadas eléctricamente) en dirección al espacio, que al final supuso la pérdida de parte de los materiales que forman la fina atmósfera marciana.

Foto: NASA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje