menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Misión Exploración 1

La NASA lanzará 13 cubesats en el primer vuelo de su cohete SLS

04/02/2016 | Washignton

El primer vuelo del cohete Space Launch Systems (SLS) de la NASA, previsto para 2018, lanzará 13 cubesats que acompañarán en su viaje espacial sin tripulación a la cápsula Orión . Este cohete será el vehículo de lanzamiento de la agencia norteamericana para las futuras misiones tripuladas de exploración del espacio profundo, que incluyen un viaje a Marte.

Estas cargas útiles secundarias son pequeños satélites que realizarán investigaciones científicas y tecnológicas que facilitarán el camino de la futura exploración humana del espacio.

En la actualidad, la mayor parte de los lanzamientos de cubesats se realizan en la órbita baja de la Tierra, pero este primer vuelo del SLS, conocido como Misión de Exploración-1 (EM-1), ofrece una oportunidad para que estos experimentos alcancen el espacio profundo.

Para el administrador asociado adjunto de Sistemas de Exploración de Desarrollo en la sede de la NASA en Washington, Bill Hill, “el SLS proporciona una oportunidad increíble para probar tecnología claves más allá de la órbita baja de la Tierra”.

Las cargas útiles han sido seleccionadas por la NASA y sus socios internacionales a partir de una serie de anuncios de oportunidades de vuelo. "Este cohete tiene el poder sin precedentes de enviar 13 cubesats más Orión al espacio profundo, lo que permitirá realizar avances con un coste mínimo”, destacó Hill.

Selección de cubesats

Dos cubesats han sido elegidos a través del anuncio NextStep: Skyfire, creado por la compañía Lockheed Martin para realizar un sobrevuelo lunar y mejorar los datos de la superficie lunar y, Luna IceCube, construido por la Universidad Estatal de Morehead en Kentucky para buscar hielo de agua en la superficie de la Luna.

Por su parte, el Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA ha seleccionado tres cargas útiles con diferentes funciones. Near-Earth Asteroid Scout realizará el reconocimiento de un asteroide, tomará fotos y observará su posición en el espacio; BioSentinel utilizará levadura para detectar, medir y comparar el impacto de la radiación del espacio profundo en los organismos vivos durante largos períodos de tiempo; y Lunar Flashlight buscará depósitos de hielo e identificará lugares donde se puedan extraer recursos de la superficie lunar.

Además, otros dos cubesats fueron escogidos por el Directorio de Misiones Científicas de la NASA: CuSP, una estación climática espacial para medir partículas y campos magnéticos en el espacio, poniendo a prueba la practicidad de una red de estaciones para monitorear el clima espacial, y LunaH-Map que mapeará hidrógeno dentro cráteres y otras regiones en sombra permanente a lo largo del polo sur de la Luna.

Tres pequeños satélites adicionales se determinarán por medio del Quest Cube Challenge de la NASA, un programa diseñado para fomentar innovaciones en pequeñas naves espaciales de propulsión y técnicas de comunicación. Los constructores de cubesats competirán por una oportunidad de lanzamiento durante el primer vuelo de SLS en un concurso de cuatro rondas, que finalizará con la selección de las cargas útiles en 2017. La agencia norteamericana también ha reservado tres puestos para equipos de sus socios internacionales que se darán a conocer más adelante.

Misión Exploración 1

En este primer vuelo, el cohete SLS lanzará la nave espacial Orión a una órbita estable más allá de la Luna para demostrar el rendimiento del sistema integrado por el lanzador y la cápsula, antes de iniciar los viajes espaciales con tripulación.

La primera configuración del SLS que volará en EM-1 recibe el nombre de Bloque I y tendrá un mínimo de 77 toneladas de capacidad de elevación, impulsada por propulsores individuales y cuatro motores RS-25.

Los CubeSats serán desplegados tras la separación de Orión de la etapa superior, una vez que la nave se encuentre a una distancia segura. Cada carga útil será expulsada con un mecanismo de resorte de dispensadores en el adaptador de la etapa de Orión.

Tras el despliegue, los transmisores de los cubesats se encenderán y las estaciones terrenas los escucharán por sus balizas para determinar la funcionalidad de estos pequeños satélites.

Foto: NASA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje