menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Entrevista Infoespacial.com

Metcalfe y Cardesín (ExoMars): "El objetivo es buscar huellas de vida en Marte"

11/03/2016 | Madrid

Benjamín Carrasco

 A falta de dos días para el lanzamiento de la misión ExoMars 2016, Infoespacial.com ha hablado con el jefe de desarrollo de operaciones científicas del orbitador TGO de ExoMars, Leo Metcalfe, y con el responsable de operaciones de Mars Express y ExoMars, Alejandro Cardesín.

Los dos científicos, que acumulan una larga experiencia en los misiones de exploración del Sistema Solar de la ESA, analizan los objetivos científicos y tecnológicos de los viajes previstos para 2016 y 2018 a Marte. Metcalfe destaca que la misión de este año supone "un paso más en la historia de la exploración de Marte", mientras que Cardesín subraya que, si se cumplen los objetivos, el siguiente paso "es traer muestras de suelo marciano a la Tierra".

¿Por qué es importante una misión como ExoMars?

Metcalfe: Los objetivos científicos del programa ExoMars, que incluye las misiones de 2016 y 2018, se basan en complementar y mejorar algunos de los descubrimientos de la misión Mars Express de la ESA y supondrán un nuevo paso en la historia de la exploración de Marte.

Cardesín: Sí, ambas misiones buscarán posibles huellas de vida marciana, tanto en la atmósfera global a través del análisis de gases menores con el satélite TGO en 2016, como en el subsuelo marciano hasta una profundidad de dos metros con el rover en 2018, lo cual nos ayudará a comprender mejor la evolución y la habitabilidad de Marte en el presente y el pasado.

¿Qué objetivos tecnológicos tiene esta misión a Marte?

M: Las misiones ExoMars 2016 y 2018 demostrarán la capacidad de Europa para el aterrizaje y la operación de instrumentos científicos en la superficie de Marte, y en el caso de la misión ExoMars 2018, se desarrollará la movilidad en superficie con un rover y el acceso al subsuelo con un taladro capaz de recoger muestras hasta una profundidad de dos metros.

C: No olvidemos que en el caso de la misión de 2018 también estudiará la capacidad de explotar la energía eléctrica solar en la superficie de Marte.

¿Qué diferencia a ExoMars de otras misiones anteriores? ¿Incorpora nuevos instrumentos que no se han utilizado con anterioridad? 

C: El programa ExoMars utiliza una instrumentación científica de última generación, con una resolución mayor que muchas de las misiones pasadas. En particular, el orbitador TGO consta de varios espectrómetros dedicados al análisis de los gases en la atmosfera, una cámara de alta resolución para identificar las posibles fuentes de gases en superficie y un detector de neutrones para analizar la cantidad de agua en el subsuelo marciano. En el caso de la sonda Schiaparelli hay varios sensores para el análisis de las condiciones ambientales durante el descenso y el aterrizaje y son muy importantes porque sería la primera vez que este tipo de sensores se utilizan con éxito en una misión europea en Marte. En el caso de la misión ExoMars 2018, el plan es muy ambicioso y consistirá en llevar a Marte todo un laboratorio de exo-biología, que podrá hacer un análisis de moléculas orgánicas y biomarcadores más detallado de lo que se haya hecho nunca.

¿Qué duración tendrá la misión de 2016?

M: Después de su lanzamiento el satélite ExoMars 2016 pasará siete meses viajando a Marte y, una vez allí, tardará casi un año más en desacelerarse poco a poco, usando el rozamiento de la atmósfera en cada órbita alrededor del planeta, hasta que llegue a su órbita final donde llevará a cabo su misión científica durante un año marciano (687 días terrestres).

C: Hay que tener en cuenta que, tras completar su misión científica, el orbitador continuará funcionando como plataforma de comunicaciones para misiones en la superficie hasta el final de 2022.

Si ExoMars 2016 y 2018 tienen éxito, ¿Cuál sería el siguiente paso? 

C: El programa ExoMars se basa en el desarrollo de tecnologías y conocimientos para la exploración marciana en un marco muy amplio y que abrirá muchas posibilidades para el futuro. Si todo sale como es previsto, el plan será continuar trabajando para traer muestras del suelo marciano, lo que nos permitirá no sólo mejorar el conocimiento de nuestro planeta vecino, sino demostrar la capacidad tecnológica para hacer un viaje de ida y vuelta a Marte. A partir de ese momento, se podrá pensar en el gran salto hacia el futuro de la exploración planetaria, que será el envío de seres humanos a Marte. Si todo va como esperamos y hay apoyo de las instituciones para elaborar un programa internacional, podríamos pensar en dar este gran paso en sólo un par de décadas.

Foto: ESA (Leo Metcalfe y Alejandro Cardesín)

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje