menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Programa Copérnico

Arianespace lanza al cuarto intento el satélite Sentinel 1B

26/04/2016 | Kourou

B. Carrasco (Enviado Especial)

El programa europeo de observación de la Tierra Copérnico alcanzó este lunes un nuevo hito con el lanzamiento del satélite Sentinel 1B. El despegue de este nuevo equipo completa la misión Sentinel 1, integrada por dos satélites gemelos -Sentinel 1A y 1B-, que realizarán un barrido continuo de la superficie terrestre tomando imágenes radar.

El satélite despegó al cuarto intento a bordo de un cohete Soyuz desde el puerto espacial de Kourou en la Guayana Francesa, a las 18.02 hora local (23.02 hora española). Junto con el Sentinel 1B viajaron al espacio el satélite científico Microscope del CNES y tres pequeños cubesats de la iniciativa Fly Your Satellite de la ESA

Inicialmente el lanzamiento estaba previsto para el pasado viernes, pero el viento en altura retrasó en dos ocasiones el despegue. Las condiciones meteorológicas mejoraron el domingo, sin embargo, en esta ocasión, los técnicos de la misión abortaron el despegue por un problema en la unidad de medición inercial del Soyuz. Los operadores trabajaron durante toda la mañana del lunes para cambiar la unidad. Al mediodía el problema estaba solucionado y el lanzador listo para retomar la cuenta atrás.

La separación entre etapa superior del cohete y Sentinel 1B tuvo lugar 23 minutos y 35 segundos después del lanzamiento. En este instante, el satélite inició el camino a su órbita a unos unos 686 kilómetros de altura, junto con el resto de cargas. Los cubesats OUFTI-1 de la Universidad de Lieja (Bélgica), e-st@r-II de la Politécnica de Turín (Italia) y AAUSat-4 de la Universidad de Aalborg (Dinamarca) se separaron a las dos horas y 48 minutos, mientras que el Microcospe lo hizo cuatro horas después de despegar.

Sentinel 1

Sentinel 1B seguirá los pasos de su gemelo Sentinel 1A, cuyo lanzamiento en abril de 2014 dio el pistoletazo de salida del programa Copérnico. La misión Sentinel 1 es la primera de las seis que componen este ambicioso proyecto de observación terrestre impulsado por la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea (ESA).

El director de observación de la Tierra de la ESA, Volker Liebig, explicó que el satélite estará plenamente operativo "en cuatro o seis meses", lo que permitirá el inicio de las operaciones conjuntas con Sentinel 1A. En la práctica, los dos equipos en pleno funcionamiento aumentarán el número y la calidad de las imágenes obtenidas, a la vez que se reducen los tiempos de revisita.

Los imágenes obtenidas permitirán analizar la evolución de las masas de hielo polares y realizar un seguimiento de los vertidos en el mar, entre otras aplicaciones. Los datos de la familia Sentinel 1 también servirán de apoyo a los servicios de emergencia en la gestión, por ejemplo, de terremotos o movimientos de tierra.

Industria europea

Una vez más, la industria espacial europea juega un papel determinante en este satélite. Thales Alenia Space, como contratista principal, es el responsable de la construcción de Sentinel 1B sobre su plataforma Prima y de la integración y pruebas finales de todos los sistemas. Mientras, Airbus Defense and Space ha proporcionado el radar de apertura sintético (SAR) de doce metros, una pieza clave en esta misión.

Estos sistemas de última generación permitirán a los usuarios del programa Copérnico disfrutar de un flujo continuo de imágenes, día y noche, bajo cualquier condición meteorológica.

Foto: Arianespace


 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje