MUNDO
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Radar de apertura sintética (SAR)

Los Sentinel-1 vigilan la grieta en la barrera de hielo Larsen C

03/02/2017 | Madrid

Los dos satélites Sentinel-1 han confirmado el rápido crecimiento, a lo largo de estos últimos años, de la grieta en la barrera de hielo Larsen C, en el Antártico y vigilan como avanza la situación, gracias a su radar de apertura sintética (SAR) en banda C.

Hace ya varios años que apareció una grieta en la barrera de hielo Larsen C de la península Antártica, pero en los últimos tiempos ha ido creciendo más rápido que nunca. Gracias a sus radares con visión nocturna, los satélites Sentinel-1 de Copernicus están vigilando la situación.

La fisura se ha extendido unos 60 kilómetros desde enero del año pasado y, desde principios de enero de este año, se han separado otros 20 kilómetros, por lo que en estos momentos, la plataforma de 350 metros de grosor apenas se encuentra unida por un hilo a la península. La grieta ahora tiene unos 175 kilómetros de longitud.

Como asegura la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), cuando el iceberg se separe definitivamente de la barrera de hielo, será uno de los mayores nunca registrados, aunque es difícil pronosticar cuándo sucederá.

Las barreras colindantes, Larsen A y Larsen B experimentaron un proceso similar, con resquebrajamientos espectaculares en 1995 y 2002, respectivamente.

Las barreras de hielo cumplen la función esencial de refuerzo, reteniendo el hielo que fluye hacia el mar.

Los dos satélites Sentinel-1 son fundamentales para descubrir y vigilar acontecimientos como este, ya que son capaces de proporcionar imágenes de radar de forma continua, a pesar de que la Antártida permanece inmersa en la oscuridad durante varios meses al año.

Los Sentinel-1

Ambos satélites gemelos portan un radar de apertura sintética (SAR) en banda C capaz de observar la superficie de la Tierra en cualquier condición meteorológica, de día o de noche, recogiendo datos esenciales para un gran número de aplicaciones prácticas.

Así mismo, los satélites cuentan con una antena radar de 12 metros de longitud y unos paneles solares de diez metros.

Las funcionas principales de los Sentinel-1 son la vigilancia del tráfico marítimo, el hielo marino, los derrames de petróleo, los terremotos y los deslizamientos de tierra, así como la creación de cartografía.

El Sentinel-1A fue lanzado el 3 de abril de 2014 mientras que su gemelo Sentinel-1B fue puesto en órbita el 25 de abril de 2016.

Fotografías: ESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje