menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Schiaparelli

Misión a Marte (1)

03/10/2017 | Madrid

Stuart Clark

Schiaparelli, la primera misión del programa ExoMars, tuvo un duro viaje en su descenso a la superficie del planeta rojo, pero la información que recogió es de un valor incalculable. Cuando se trata de Marte, uno simplemente no sabe lo que se va a encontrar. Su fina atmósfera dificulta de manera notoria la navegación y muchos intentos de aterrizaje han acabado en fracaso. Tantos, que de hecho los ingenieros hablan del “demonio de Marte”, una criatura imaginaria que atrapa vehículos espaciales en el cielo y los estampa contra las rocas de la superficie marciana.

Thales Alenia Space (TAS) se topó con el demonio de Marte por primera vez cuando el módulo Schiaparelli de la Agencia Espacial Europea (ESA) experimentó un aterrizaje forzoso en la superficie de este planeta el 19 de octubre. Fue un duro viaje para todos los implicados. Una de las personas que se encontraba en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de la ESA en Darmstadt, Alemania, era el director en Thales del programa Alenia Space Italia para la misión ExoMars de 2016, Maurizio Capuano. “No pudimos dormir mucho la noche anterior,” dice, “había mucho estrés y emoción mientras escuchábamos cómo el vehículo se aproximaba a la superficie.”

La misión implicaba mucha circulación. La idea era allanar el camino para una misión mucho más grande cuatro años después, en la cual un vehículo todoterreno europeo explorará la superficie del planeta rojo en busca de indicios de vida. Esto significa que TAS tenía que actuar cuidadosamente para no llevar por error ningún microbio al planeta rojo (léase más en Protección planetaria). Las dos misiones juntas conforman el programa ExoMars de la ESA, del que TAS Italia es el primer contratista.

La compañía fue la responsable directa del diseño del módulo de entrada, descenso y aterrizaje, conocido oficialmente como EDM pero bautizado Schiaparelli en honor al astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli, que hizo un extenso estudio telescópico de Marte en el siglo XIX nombrando las zonas principales del planeta.

Metano en Marte

Así como del desarrollo del EDM, TAS Francia fue el responsable directo de la elaboración del vehículo espacial que transportó el Schiaparelli, el Trace Gas Orbitrer (TGO), que accedió sin dificultades a la órbita de Marte el día del intento de aterrizaje. Una investigación clave que debe llevar a cabo el TGO es la búsqueda del origen del metano en la atmósfera de Marte. En la tierra, más del 90% del metano es producido por organismos vivos. El resto se origina por procesos geológicos.

En 2003 y 2006, los planetólogos encontraron de manera inesperada concentraciones de metano en tres regiones concretas de Marte. Esto demostraba que el gas se tenía que haber emitido recientemente porque no se había disipado todavía en capas más amplias de la atmósfera, lo que llevó inmediatamente a la especulación de que el metano podría provenir de microorganismos vivos que se encontraran bajo la superficie del planeta. Con una misión diseñada para durar hasta 2022, el TGO seguirá observando nuevas posibles emisiones de metano para intentar determinar su origen.

Sin embargo, a pesar de la importancia de dicha investigación, en octubre todos los ojos estaban puestos en el aterrizaje del Schiaparelli. Este se separó del TGO tres días antes de la fecha planeada para el aterrizaje. En este punto, el personal de tierra perdió temporalmente el contacto, ya que el Schiaparelli entró en modo de hibernación para ahorrar energía. El TGO dio señal de que el Schiaparelli se encontraba en ruta. Fue un momento tenso, ya que todo el mundo era consciente de que este fue el punto en el que había fracasado el último intento de la ESA de aterrizar en Marte.

Continúa en Misión a Marte (2).

Foto: Thales Alenia Space.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje