menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Proporcionará datos sobre la química atmosférica

El Sentinel-5P de la ESA ya está en órbita

16/10/2017 | Noordwijk

Marta Blanco Sánchez

El satélite europeo de seguimiento de la contaminación construido por Airbus Defence & Space, el Sentinel-5 Precursor, se lanzó con éxito desde el cosmódromo de Plesetsk, en Rusia. Este sistema forma parte del programa europeo Copernicus y proporcionará importantes datos sobre el estado de la atmósfera y de los gases maliciosos para el ser humano para el próximo Sentinel-5, que estará en operativo en el año 2021. Se trata del primer sistema de Copernicus que se dedicará a recabar datos sobre la química atmosférica.

Durante los días 12 y 13 de octubre, tuvo lugar un encuentro en el centro de investigación Estec de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Noordwijk, una pequeña ciudad en la costa de Holanda. Infoespacial pudo estar presente en el encuentro de medios en Estec y conversar con numerosos expertos de la ESA sobre el Sentinel-5P. Un evento muy especial que culminó el viernes con el lanzamiento del primer sistema que proporcionará datos importantes sobre el estado de la atmósfera para poder reducir la contaminación en la Tierra. Unos 700 asistentes siguieron en directo la puesta en órbita del Precursor en una fiesta que acabó con la llegada de la primera señal del sistema tan sólo una hora después del lanzamiento. (Ver galería)

El director del proyecto Sentinel-5P en la ESA, Kevin McMullan, explicó a los medios que estaban presentes y a Infoespacial que “para tomar medidas que reduzcan la contaminación, necesitamos datos fiables y la única manera de obtenerlos a escala global y de manera continua es desde el espacio a través de este Sentinel”. Según McMullan, las primeras mediciones se esperan que empiecen a partir del 8 de noviembre y en abril de 2018 los datos empezarán a llegar a los usuarios, deseando que tengan “gran influencia en las decisiones que tomen los gobiernos para regular las emisiones contaminantes”, añadió McMullan.

El principal objetivo del Sentinel-5P es observar la atmósfera, los anteriores sistemas de Copernicus “miden el hielo o el océano, pero ahora podremos comprobar el origen de los gases que emanan a la atmósfera y que son responsables de un problema muy serio de salud”, concluyó McMullan.

Programa Copernicus

El Sentinel-5P forma parte de Copernicus, una iniciativa conjunta entre la Comisión Europea y la ESA para a la adquisición continua de datos de observación de Tierra y proveer servicios para mejorar la gestión del medioambiente. El objetivo del sistema es elaborar un mapa de los distintos gases traza, como el dióxido de nitrógeno, el monóxido de carbono y el metano, que afectan a la calidad del aire.

Asimismo, contribuirá a los servicios de advertencia por altos niveles de radiación UV y a la vigilancia de cenizas volcánicas para la seguridad aérea. Para ello, el Sentinel-5 Precursor está equipado con el instrumento de seguimiento de la troposfera Tropomi (Tropospheric Monitoring Instrument).

Foto: ESA.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje